CUIDADO DEL AUTOMOVIL

Controles para las vacaciones

Las principales verificaciones previas a un viaje en ruta son: 1) dirección, 2) neumáticos, 3) frenos, 4) suspensión.

Haga revisar el estado de las rótulas, los extremos y bujes de la suspensión, amortiguadores y resortes. Luego hacerle alineación de dirección.

Los neumáticos deben estar en perfecto estado: no deben presentar grietas, cortes ni agujeros y con buena profundidad del dibujo. Ante dudas, consulte y reponga cubiertas nuevas. Y compruebe la correcta presión de inflado.

Obviamente el sistema de frenos debe estar en óptimas condiciones. Debe controlarse el estado de pastillas y discos; según el tipo de vehículo: cintas y campanas, o tambores.

Controle el correcto funcionamiento de todas las luces: cortas, largas, de giro, de posición, de marcha atrás, de emergencia. Alinear los faros.

Controle el nivel de líquido de la batería, sus bornes limpios y cubrirlos con grasa para evitar sulfatación.

Es aconsejable hacer afinación de motor, controlando bujías, válvulas, cables, distribuidor y bobina y, si corresponde, cambiar aceite y filtro.

Mangueras y correas deben estar limpias y sanas.

Precauciones en la conducción

Tenga presente que si llueve el auto pierde adherencia por lo que no frena ni dobla bien; conduzca a menor velocidad. Si debe conducir sobre ripio haga inflar los neumáticos un poco más que lo normal y circule despacio para no dañar las cubiertas.

Recordemos que se producen muchas muertes por accidentes de tránsito y que el factor humano es casi siempre la causa de ellos, por errores, desatención, desconcentración, cansancio, exceso de velocidad, alcoholismo y por no respetar las normas y señales de tránsito.  `