El uso de teléfonos celulares
y los accidentes de tránsito
Las precauciones básicas que se deben aplicar

Se denomina accidente a los eventos y circunstancias que llevan a que se produzca una lesión no intencional.

Los fenómenos naturales son accidentes pero en ellos no existe participación humana en su origen.

En el caso de los accidentes de tránsito, se deben a una cadena causal de eventos, generalmente graves, que acarrea daños, lesiones físicas y/o psíquicas a corto, mediano o largo plazo, y que se puede prevenir, evitar o minimizar, si se siguen determinadas estrategias o procedimientos de seguridad.

La Dirección General de Defensa Civil (dependiente del G.C.B.A.) aconseja a los conductores de vehículos cumplir con las siguientes normas establecidas respecto del teléfono celular.

* Preste mucha atención a la conducción del vehículo; la seguridad en el manejo es su primera responsabilidad.

* Si su teléfono cuenta con la opción manos libres, utilícela.

* No maneje mientras usa el celular; esta situación provoca distracción y no le permite estar alerta a lo que sucede a su alrededor y en el tránsito.

* Salga del camino y estacione a un lado para realizar o recibir una llamada.

* Tome precauciones a la hora de manipular una batería cargada, particularmente si la guarda en el bolsillo, la cartera o cualquier otro lugar donde haya objetos de metal.

* Utilice la cubierta protectora, cuando la batería no está en uso.

* No coloque el equipo inalámbrico encima de la bolsa de aire o en un área donde ésta se infla, podría provocar lesiones graves si se inflara.

* Las personas con marcapasos deben mantener el teléfono a más de 15 cm del marcapasos siempre que el teléfono esté encendido. No deben llevar el teléfono en un bolsillo que esté a la altura del pecho.