SALUD

El estrés y el monitor de computación

por el  Dr. Horacio H. Bisceglia, Médico Oftalmólogo, Prestador de Red Cimade Salud

La palabra estrés (tensión) se refiere a un término médico que comprende todos los cambios que se operan en el individuo sometido a esfuerzo. Estos cambios son adaptaciones normales que se desencadenan para poder llevar adelante la tarea. Las molestias aparecen cuando la reacción es exagerada.

La utilización de computadoras durante largos períodos produce malestares visuales y un conjunto de síntomas generales aparentemente no relacionados con los ojos. Se presenta así un fenómeno de causa multifactorial y se acuña el término “estrés visual”. Se lo define como “la inhabilidad de la persona para procesar determinada información visual de una manera confortable y eficiente”.

Dicho término se aplica al estrés general producido por entornos con grandes demandas de actividad visual y se manifiesta con reacciones físicas y psíquicas.

Síntomas claros: Entre las primeras se describen cambios en el electroencefalograma, aumento en la frecuencia cardíaca, cambios de frecuencia respiratoria, cambios en la respuesta eléctrica de la piel, etc.; entre las segundas: ansiedad, angustia, irritabilidad, depresión, fatiga, etc.

El estrés visual está acompañado por todo el cortejo de molestias referidas al propio

sistema visual. Cabe destacar que, como en toda situación de estrés, la reacción personal juega un rol determinante.

El confort, la satisfacción y el desempeño de quienes trabajan con monitores, son afectados por factores interactuantes que van desde lo óptico a lo psicosocial.

Molestias oculares: Así, analizaremos el tipo de trabajo, el tipo de persona, el diseño del equipo, el ambiente de trabajo y el entorno del trabajador, y veremos que estas áreas interaccionan de modo tal que las mejoras en cualquiera de ellas se reflejan en las demás.

Por ejemplo, las quejas por molestias oculares disminuyen notablemente al mejorar el ambiente de trabajo.

Tenga en cuenta que para que esto no ocurra deberá tener los filtros de pantalla correspondientes, una buena posición en lo referente a distancia, forma de estar sentado y los pies ubicados correctamente, a fin de no forzar la columna vertebral, especialmente la zona cervical.

Ante cualquiera de estos síntomas no dude en consultar a su médico oftalmólogo.   `