Sin inyecciones y a un tercio
del costo!!     

Mitos y Realidades

por  Inés Beatriz Cardella - Cosmiatra

La permanente búsqueda de una cara sin arrugas ha sido desde los comienzos del hombre prácticamente una obsesión. En  estos últimos tiempos la aparición de la toxina botulínica, que es una neurotoxina de gran alcance, ha sido hasta ahora la mejor manera para que las mujeres y hombres puedan reducir la formación  de arrugas, pero inclusive este compuesto tóxico de gran poder, tiene sus limitaciones, ya que no puede ser utilizado  alrededor del área del ojo, y tiene otros efectos secundarios potencialmente desagradables. Pero ya cambió todo.

Gracias a las investigaciones de un laboratorio de España, en colaboración con la investigación universitaria, y financiamiento parcial del Ministerio Español de Ciencias y Tecnologías, se desarrollo una nueva molécula, el hexapeptido  ARGIRELINE.

¿Es tóxica como la toxina botulínica?

Esta molécula es un compuesto no tóxico, no irritante, que modula el estímulo excesivo de los músculos faciales, relaja la tensión y también reduce la profundidad de las arrugas ya formadas.

¿Cuál es la concentración ideal? Para que este compuesto sea eficaz, debe contener un 10% de la solución en el gel.

¿Se puede utilizar en otras partes que no sean la frente? EL ARGIRELINE ha demostrado reducir la profundidad de las arrugas en la cara causadas por la contracción de la expresión facial, especialmente alrededor de los ojos y de la frente. Además, previene el envejecimiento de la piel producido por los movimientos faciales repetidos, causados por la excesiva cantidad de catecolamina.   _