OBESIDAD

Cambio de Hábitos

por Dieta Club – Dr. Alberto Cormillot

Para adelgazar y mantenerse es preciso realizar cambios en el estilo de vida, que se relacionan directamente con los hábitos (entre ellos de alimentación y actividad física). Cambiarlos es parte de un proceso que requiere un tiempo determinado para cada persona. Averigüe en qué parte del camino se encuentra en este momento.

La adquisición de un nuevo hábito saludable para el reemplazo de uno perjudicial, supone según Prochaska, recorrer una serie de cinco estadíos y, a la hora de plantearse el cambio –bajar de peso, por ejemplo–, puede ser útil saber en qué etapa se encuentra, lo cual dependerá de su grado de motivación (ver recuadro).

Piense detenidamente en qué etapa se encuentra. Para ello, puede ser de utilidad el hacerse a sí mismo las preguntas correctas, tales como… Por qué quiero cambiar – Para qué – Cómo lograría el cambio – Cúando empiezo –, entre otras preguntas.

Lea atentamente los estadíos y, según su situación personal, marque aquel en que se considera que se encuentra.

Los Estadíos del Cambio

1—Precontemplación. Ni se piensa en cambiar un hábito. ····· q

2—Contemplación. Se piensa en modificar un hábito pero no se planifica nada concreto para lograrlo. Rondan en la cabeza el “por qué” y el “para qué”. ····· q

3—Preparación. Se piensa seriamente en cambiar un hábito. Aparecen preguntas como “de qué forma”, “cuándo”, “dónde”, y se buscan las respuestas.    ·· q

4—Acción. Existe una completa decisión a modificar un hábito y se hace lo necesario para cambiar. Se habla de “acción” durante la 1ra etapa del cambio, y ésta no implica qué sucederá en el futuro. ····· q

5—Mantenimiento. El cambio ya duró un tiempo (entre 6 y 10 meses) y no se llora por lo que falta cambiar. Las energías están puestas en el mantenimiento de lo logrado y se disfrutan los beneficios.····· q

Un hábito es...

>Una conducta que se repite constantemente de la misma manera.

>El modo de adaptación por excelencia del ser humano.

>Nadie puede dejar de formar hábitos. Cuando decimos, por ejemplo, que alguien no tiene el hábito de la responsabilidad, estamos diciendo que tiene el hábito de la irresponsabilidad.

>Existen hábitos perjudiciales y otros saludables.

>Ellos son formas de conducta aprendidas. Por lo tanto pueden desaprenderse.

>Para desaprenderlas, debemos tener en cuenta que un hábito no se extingue ni se abandona si no se lo reemplaza por otro. La clave está en que éste último sea positivo.

>Dejar un hábito implica siempre la adquisición de uno nuevo.

SU motivación dependerá del balance que Ud. realice entre…

>Las ventajas y desventajas de abandonar su hábito perjudicial.

>El grado del confianza en sí mismo.

>El nivel de ansiedad y presiones a las que está sometido.

>Las circunstancias que atraviesa.

>La ayuda con que cuenta.  `