JARDINERIA

Uso de jardineras

por Santiago Strático (Técnico en Jardinería y Floricultura -U.B.A.)

Con la llegada del frescor del otoño resulta imprescindible el recambio de florales de estación, y sobre todo en aquellos sitios donde nos gusta que se luzcan “10 puntos”: las jardineras pueden ser invalorables cuando se trata de alegrar una vista de cornisas, ventanas, paredes, etc., aunque se pueden usar con éxito en muchos otros lugares.

En barandas: se necesitará una jardinera fuerte con un soporte sólido; para colgarla, use ganchos de metal fuertes y arme una mezcla liviana, con poca cantidad de tierra. También se pueden colocar en el piso del balcón para que las plantas puedan caer en cascada a través de las rejas; es mejor elegir plantines florales y otras de follaje de crecimiento lento que sean capaces de soportar vientos, evitando las especies delicadas.

Para esta época del año resultan fieles las prímulas en exposiciones más bien sombreadas, y los pensamientos para las soleadas; se pueden acompañar con hiedras variegadas “kolibrí”, durante alba, columneas, zebrinas, geranios, etc.

Utilice, junto a la tierra, resaca de río o “mezcla para plantas de interior” y de ser posible algo de arena o perlita, ya que esto resulta en una mezcla óptima para el buen desarrollo de las raicillas. Riegue 1 vez por mes con algún fertilizante líquido disuelto en el agua, sin mojar las plantas.

Antes de finalizar el diseño de plantado, verifique que pueda abrir la ventana y así tener un acceso adecuado para su mantenimiento.   _