EDUCACION>Tecnológica

Mucho Sol... para quedar cada vez más blanco

Por:  Prof. Stella Maris Delgado

Sí, no leíste mal, es necesario mucho sol para que la ropa blanca quede cada vez más blanca. ¡Bien ecologista, el consejo!

En el siglo XVIII el químico francés Claude Berthollet llegó a la conclusión de que el blanqueado de la ropa secada al sol se debía a la acción del oxígeno, tanto como del sol y la temperatura. Buscando reproducirlo, en 1785, Berthollet terminó preparando una solución de hipoclorito que obtenía el mismo efecto.

La lavandina nace en los albores de la química aplicada, en Javel, por entonces un pequeño pueblo suburbano de París que hoy es un barrio de la capital francesa.

Durante las siguientes décadas se fueron descubriendo las verdaderas virtudes de este producto que lo lleva a ser el más poderoso desinfectante conocido.

Entre1890 y 1850 : se desarrolla como desinfectante.

*1890 : el médico francés Percy utiliza el producto contra la “pudedumbre” en los hospitales y consigue una importante reducción en los casos de infecciones entre sus pacientes.

*1825 : El médico Labarraque recomienda usar una solución de hipoclorito (“el licor de Labarraque” o “el licor de Dakin”) para tratar infecciones.

*1827 : El médico Alcok usa el licor de Labarraque para lavar las manos y luchar contra la gangrena.

*1851 / 1900 : es el principal aliado contra las bacterias (recién descubiertas).

*1901 / 1950 : combate por primera vez el cólera.

*1951 / 1999 : frente al rebrote de los virus, se establece como el desinfectante más potente.

Y desde el año 2000 se confirma como el eliminador de cualquier bacteria o virus.

Su desarrollo está directamente asociado a los conceptos de asepsia y prevención de las enfermedades contagiosas.

Se utiliza en la mayoría de los países del mundo, donde se lo conoce con diversos e interesantes nombres.   `