SALUD

Prevención de la anemia durante el embarazo

por la Lic. Lorena Rincón - Nutricionista - Docente de la Universidad del Salvador

La deficiencia de hierro y su consecuente anemia es el problema nutricional más prevalente en las mujeres embarazadas, debido a que el hierro se transfiere de la madre al feto durante el último trimestre del embarazo.

La anemia se define como un bajo nivel de hemoglobina en sangre, lo que da como resultado un menor aporte de oxígeno a los tejidos. Esta situación se presenta cuando la deficiencia de hierro es considerable.

Los requerimientos de este mineral durante esta etapa están aumentados, debido a que las mujeres embarazadas necesitan hierro para permitir la expansión del volumen sanguíneo, proporcionar hierro al feto y a la placenta y compensar las pérdidas de sangre durante el parto.

Por ello, algunas recomendaciones dietéticas son:

* Mejorar la selección de alimentos con un especialista en nutrición para aumentar la cantidad total de hierro.

* Incluir alguna carne en el día (de vaca, de pollo o de pescado), ya que los alimentos de origen animal aportan un hierro que el organismo absorbe mejor que el proveniente de vegetales.

* Incluir alimentos ricos en vitamina C en cada comida, como por ejemplo jugo de naranja, un tomate, una mandarina, ya que favorece la absorción de este mineral.

* Limitar la ingesta de grandes cantidades de café o té en las comidas, ya que tienen compuestos que inhiben la absorción del hierro. O, por lo menos, no ingerirlos hasta pasada una hora luego de la comida rica en hierro.

Es muy importante la prevención de la deficiencia de hierro durante el embarazo, ya que la anemia puede tener efectos nocivos tanto sobre la madre como sobre su hijo. Esta prevención puede realizarse por medio de la alimentación planificada o, cuando no es suficiente, por medio de suplementos, siempre indicados por un especialista. _