OBESIDAD

La magia… ¡existe!

por: Dieta Club – Dr. Cormillot

¡Tantas veces he oído criticar la búsqueda incesante de los gordos de la magia para adelgazar! ¡Son tantos los que se aprovechan de esa búsqueda! Yo mismo lo condené muchas veces, ahsta que un día me di cuenta de que la magia, en realidad, existe.

La magia se da en el momento en que se decide cambiar y, en lugar de seguir peleando con la obesidad, se la acepta. En lugar de seguirse odiando a uno mismo por no poder hacer la dieta, se la encara de otra manera: como la solución y no como una condena.

Es el único momento verdaderamente mágico del camino de la recuperación: el instante en que decide hacer lo necesario para mejorar su calidad de vida. Aquel instante en que en lugar de ver el tratamiento como un acto se lo ve como un proceso de cambio, muy paulatino, tranquilo, que no se termina, sino que continúa de por vida.

La magia es comenzar a ver lo mismo con ojos distintos. Firmar la paz con el cuerpo es aceptar lo que uno tiene y lo que es. Y aceptar la obesidad no es conformarse con ella sino superar la negación, despertarse, darse cuenta y “hacerse cargo”.

Por eso la magia es el compromiso, es conocerse, prestar atención y no repetir interminablemente lo que no funciona.

También lo es firmar la paz con el mundo y dejar de culpar a otros por lo que no hacemos o hacemos mal. Es tomar la decisión, y aplicar la oración de la serenidad que dice: “Señor, concédeme serenidad para aceptar las cosas que no puedo cambiar, valor para cambiar aquellas que puedo, fortaleza para alejarme delos que no puedo aceptar ni cambiar, y sabiduría para reconocer la diferencia”.

La magia es parar con el heroísmo de la dieta imposible y transformar ese esfuerzo en la búsqueda de placer por el cambio posible. Es eliminar el “todo o nada” y comenzar a ser flexible (una actitud diferente a “desordenado”). La flexibilidad se construye, de a poco, laboriosamente, con paciencia, perseverancia, con acción.

Si de a poco se encamina en este rumbo, entonces puede decir que finalmente encontró la magia para adelgazar.

Tips para el Cambio “Mágico”

Para hacer un cambio fenomenal hacia la recuperación se necesita un solo segundo: el de decidir que, desde ese momento, no se peleará más con la comida ni con el cuerpo. Ese es el 99,9% del éxito. El otro 99,9% (aunque no de la suma) es…

1=Trabajar para mantener el espíritu en ese sentido.

2=Aprender algo nuevo cada día.

3=Practicarlo hasta que sea parte de uno mismo.

La determinación del cambio es un flash. Se tiene o no se tiene. Se decide o no se decide. Y esa posibilidad está en las manos de todos y cada uno de nosotros.     _