EDUCACION

¿Viviendas con envases de tetra-brik?

por la  Prof. Stella Maris Delgado

En la Provincia de La Rioja se reciclan el 98% de los desechos de la producción de envases de tetra-brik. Mediante un proceso de reciclado mecánico se fabrican placas aglomeradas que se utilizan en la construcción de muebles de cocina, de baños, y en la construcción de viviendas premoldeadas.

¿Cómo se reciclan los envases? Mediante un proceso denominado repulpeado, que permite recuperar la fibra celulósica de los envases y volver a usarlo para la producción de distintos tipos de papel y cartulinas. El proceso se realiza mediante una máquina que se llama “Hidropulpeadora”, donde son sumergidos los envases en agua y mediante un proceso de agitación son separados las fibras de papel del polietileno y el aluminio. Las fibras de papel toman la forma de pulpa al término del proceso de repulpeado, y luego se utiliza en la fabricación de papel de escribir, y de bolsas y toallas de papel.

Recuperación de componentes que no sean fibra:

*Las capas de aluminio y polietileno recuperadas del proceso de repulpeado son normalmente aprovechadas para generar vapor, que después se usa para secar la pulpa o para generar electricidad.

*El valor económico de la hoja de aluminio es alto, debido a la gran cantidad de energía requerida para extraer el aluminio de la bauxita en su estado natural. El reciclado mecánico del residuo de la hoja de aluminio tiene interés comercial.

*Un proyecto de investigación ha demostrado que es técnicamente posible obtener aluminio reciclable del proceso de repulpeado, y que se pueden hacer nuevos cartones para bebidas con hojas que contengan un 30% de aluminio recuperado de los cartones para bebidas reciclados.

*Actualmente, la mejor manera de separar el aluminio del polietileno es la pirólisis, donde los dos son calentados en una atmósfera controlada a una temperatura lo suficientemente alta para gasificar el polietileno dejando al aluminio intacto y limpio. El polietileno gasificado es un excelente combustible.

*Otra posibilidad es introducir los residuos de polietileno y aluminio en hornos de cemento. El polietileno sirve como combustible de alta energía, mientras que el aluminio se oxida y así reemplaza a la bauxita virgen (óxido de aluminio), que es un ingrediente esencial del cemento.   _