¿Celulitis u obesidad?

por la Dra. Silvia Chapiro

La celulitis puede presentarse aún en mujeres delgadas y también con peso corporal inferior al que les corresponde. Sin embargo, no llama la atención la dupla celulitis/obesidad, como asociadas.

En la celulitis, la piel aparece fría al tacto, debido a una falla en la circulación y nutrición de la dermis.

La piel con la celulitis tiene un color grisáceo, frecuentemente con una superficie más dura, por un aumento de la capa córnea.

Se caracteriza por su localización: caderas, pantalón de montar, abdomen, cara interna de muslos, e incluso en los brazos.

Al comprimir la parte del cuerpo afectada con celulitis, la paciente acusa dolor.

En la obesidad hay un aumento del tamaño de las células adiposas, la localización es generalizada, la piel aparece suave, y a la presión no aparece dolor.

El tratamiento médico-estético, de ser realizado, una vez hecho el diagnóstico de unas de estas patologías, o de ambas asociadas, será: Intradermoterapia, Hidrolipoclasia, y el Minisucition (éste en el caso de aparecer los tan temidos “pocitos de la celulitis”); éstos son los tratamientos médico-estéticos de elección.