Papanicolaou Siglo XXI
¿Mito o realidad?

Por la  Dra. Mónica Zarlenga – Ginecóloga – Centro Médico Evangélico

Suena y resuena en nuestros oídos la importancia de realizarse el Papanicolaou. Trataremos juntas de poner en claro la utilidad del mismo y su vigencia hasta nuestros días. Develaremos si nuestras abuelas estaban equivocadas o no. La prevención primaria se dedica a reducir la mortalidad femenina. La prevención secundaria se vuelca a la identificación de los grupos en riesgo, al reconocimiento y al tratamiento de las lesiones preneoplásicas, al diagnóstico preclínico y al diagnóstico temprano.

¿Por qué es importante el diagnóstico temprano y, más aún, el diagnóstico preclínico? El cáncer se inicia como una enfermedad localizada. A una fase de enfermedad no invasiva le sigue, después de cierto período de tiempo, la fase invasiva, primero asintomática, luego sintomática. Ésta se divide en otras fases: la fase localizada, la fase regional y después la fase metastásica.

Las ventajas del diagnóstico temprano son las siguientes:

*menor agresión terapéutica;
*menor recidiva;

*menores complicaciones relacionadas con el tratamiento;
*limitación del tratamiento quirúrgico.

En primer lugar, es necesaria la educación de la población y también la educación del personal sanitario. Hay que desterrar el concepto tabú de que el cáncer es igual a enfermedad incurable. El carcinoma de cuello uterino es, de todas las neoplasias, la que mejor se presta al diagnóstico preclínico. Los medios para el diagnóstico preclínico son el Papanicolau y la Colposcopía.

La citología nace en Estados Unidos con George Papanicolau en 1940. La colposcopía nace en Alemania en 1920. La mayoría de las pacientes con cáncer de cuello, del 60% en Australia al 80% en Inglaterra, nunca habían efectuado un Papanicolau. Se ha comprobado que a menor nivel socioeconómico y a mayor edad de la paciente, hay menor cumplimiento del screening (investigación médica). El Papanicolau identifica el carcinoma de cuello uterino en el primer screening, en el 80% de los casos. Una biopsia siempre se realiza en presencia de una lesión cuyo aspecto no puede explicarse.

Concluimos que: la colposcopía no puede ser separada de la historia clínica y el cuadro clínico de la paciente; y que siempre debe hacerse papanicolau y colposcopía en un solo acto. Se debe empezar a realizar al año de empezar a mantener relaciones sexuales o, en mujeres adultas, a partir de los 18 años, aunque no hayan mantenido relaciones aún.

El estudio, hasta los 30 años, debe realizarse una vez al año; a partir de los 30 y en adelante cada 6 meses. 

Setiembre es el Mes de la Mujer en el Centro Médico Evangélico. Entonces, desarrollarán una Campaña especial:

*Campaña de Prevención de cáncer de útero.

*Detección de enfermedades venéreas.

*Papiloma Virus.

*Herpes Virus.

*Planificación familiar.

Se realizará en el Centro Médico Evangélico, Irigoyen 2187/89, durante el mes de setiembre, incluyendo:

Papanicolau y Colposcopía y revisación ginecológica completa (con examen mamario), con un costo especial de $ 20. Opcional de ecografía ginecológica o mamaria: $ 12.

Solicite turnos a los teléfonos 4644-3118 y 4643-2211.