La comida rápida favorece un aumento de más de 2,5kg
por año en cada chico

Por:  Dieta Club (Dr. Alberto Cormillot)

Según un estudio realizado en la población infantil y adolescente de Estados Unidos, 1/3 del total aumenta alrededor de 2,7kg por año, con lo que eleva tanto su riesgo de obesidad como de padecer las complicaciones asociadas al exceso de peso.

Por otra parte, con el consumo de comidas rápidas (que se quintuplicó desde 1970) ricas en azúcares, grasas e hidratos de carbono, disminuyó notablemente la ingesta de frutas, lácteos y hortalizas; esto implica, en promedio, un exceso de 187 calorías por día, lo que se traduce en los kilos mencionados.

Regular el marketing, la publicidad y limitar el expendio de estos productos en las escuelas deben ser pasos prioritarios para revertir una tendencia tan preocupante.

La obesidad severa aumenta el riesgo de depresión

Según una investigación reciente, el riesgo de enfermedad mental es un problema mayor para los obesos mórbidos y menor para quienes sólo tienen sobrepeso. De hecho, los expertos encontraron que el riesgo de depresión se duplica en las mujeres con un Índice de Masa Corporal de 30 o más (estatura de 1,68 y un peso cercano a los 90 kilos).

Esta tendencia indica la importancia de examinar cuidadosamente a las personas obesas en busca de señales de depresión dado que ese estado, además, afecta el cumplimiento de un tratamiento para adelgazar.