¡Auxilio! Llegó diciembre

por Dieta Club (Dr. Alberto Cormillot)

Comienzan las despedidas del año, reuniones con compañeros de trabajo, compras, preparativos... Para enfrentar este mes y llegar relajado a los festejos, es indispensable...   

   1)        Ser realista. Considérese afortunado si se mantiene, engorda poco, y mucho más si logra bajar de peso (algo posible si se lo propone).

   2)        Mantenerse activo. El ejercicio ayuda a cuidar el peso y, además, brinda bienestar físico, espiritual y mental, alejando las tensiones.

   3)        Tratarse bien. No se niegue algún “gusto”. Lo único que logrará es desear más comida engordante.

   4)        Controlar las porciones. Allí está la clave de la moderación y la sobriedad. Elija qué comer, sírvase una porción y saboréela despacio.

   5)        Decir “no” en forma cortés. “No puedo comer otra porción, pero me gustaría que me des la receta”... “Puedo comerla más tarde, gracias”... son algunas alternativas.

   6)       Priorizar la familia y amigos, no la comida. Converse con ellos, ríase, baile... Las fiestas son para compartir un momento de felicidad.  ¡Aprovéchelo!

¿Adelgazar en las fiestas? Sí, Ud. puede.

No es imprescindible comer y beber todo lo que vemos para disfrutar. Comprometerse con la moderación, también en las fiestas, y comer sólo lo que planifica y desea, es el modo de obtener lo mejor de cada momento, cuidar el peso, mantenerse y gozar de los sabores y los afectos.

Recomendaciones útiles

1 - Tome en cuenta los festejos pre-fiestas y planifique sus “permisos” para cada encuentro en el que habrá comida. No crea que podrá no probar bocado o no beber ni una gota en el brindis de la oficina. Lo mejor es poner límites concretos para comer y beber. Por ejemplo: 1 copa, 1 sandwich, 1 masita.

2 – Realice su registro semanal de alimentación y peso con más fuerza que nunca. Este puede ser un “cable a tierra” que le recuerde su compromiso y le ayude a observar su conducta para superar inconvenientes, si se presentaran.

Planifique...

Escriba listas con lo que quiere hacer (comprar regalos, planear el menú, enviar tarjetas, llamar a amigos y/o familiares).

Piense dónde comprar cada cosa, qué semana, qué día. Si compra alimentos, también lleve una lista de lo que necesita, para evitar tentaciones.

No espere a último momento. Organizar estas tareas le permitirá disminuir la tensión y llegar relajado a los festejos.

Recuerde que los regalos y las cosas materiales no son el único modo de expresar amor. La bondad y la atención son regalos mucho más valiosos.