TECNOLÓGICA

Cómo reciclar jabón

Prof. Stella Maris Delgado

Los porteños generan, mensualmente, alrededor de 169.000 toneladas de basura que se recolectan, se compactan indiscriminadamente y se entierran en los rellenos sanitarios, sin hacer distinciones entre material recuperable y reciclable. Los informes sobre la composición de nuestra basura indican que el 18,24 % corresponden a papel y cartón, 10% al plástico, 7% al vidrio y 3% a metales, que dispuestos de manera adecuada podrían ser recuperados.

Por otro lado, este material reciclable sirve para que muchos otros trabajen, no sólo en el primer empleo de recolección (los cartoneros) sino también en los procesos de carácter industrial.

No son muchos los que saben, por ejemplo, que sólo en el año 2001 nuestro país importó de Brasil 100 millones de dólares de papel reciclado y 80 millones en vidrio.

De manera que modificar usos y costumbres pasa, en primer término, por entender la dimensión del tema en el que interactúan los que producen la basura, los que la reciclan y quienes la generan.

¿Podemos comenzar por reciclar los sobrantes de jabón de nuestra casa? Aquí les paso el instructivo para poder hacerlo.
1) Dejar secar al sol los sobrantes de jabón.

2) Luego se rallan o pulverizan.

3) Por cada parte que tengamos le agregamos de un 20 a 40% de agua destilada, o de alguna infusión (por ejemplo, té, o agua de rosas), lo dejamos reposar así por un poco más de 24 horas, tapado, para humedecer el jabón y volverlo pastoso.

4) Se pone en un recipiente y se coloca el recipiente con el jabón a baño de María por aproximadamente una hora, revolviendo cada 15 minutos. Cuando el jabón se haya homogeneizado y esté lo suficientemente fluido, agregamos esencias, colorantes, etc. y mezclamos con un batidor o con una cuchara de madera.

5) Vaciamos en moldes, lo dejamos así por 3 días, lo desmoldamos y ponemos en un lugar seco, por dos semanas para que se vaya la humedad.
Si queremos hacer jabón líquido, empleamos los sobrantes pulverizados, 2 tazas aproximadamente por litro de agua destilada, purificada o de infusión, lo ponemos al fuego hasta disolver, agregamos una cucharada de glicerina y algunos aditivos como esencias, colorantes, gel de aloe vera, etc. y dejamos así de un día a otro y lo envasamos en frascos, este jabón puede durar hasta 2 meses.