5 causas de los
Rollitos Molestos

por:  Dieta Club (Dr. Cormillot)

Entre las causas más comunes que generan el aumento de grasa en el abdomen y la cintura, se encuentran:

1—Malos hábitos alimentarios:

*Ingerir excesivas calorías a través de hidratos de carbono (pan, pastas, dulces, bebidas alcohólicas o azucaradas).

*Consumir alimentos fritos.

*No realizar las 6 comidas diarias, o saltear el desayuno.

*Picar entre las comidas.

*Beber más de una copa de vino por día (para las mujeres) y 2 copas (para los hombres).

2—El Sedentarismo:

*La inactividad física disminuye la irrigación sanguínea, evita la combustión de grasas y favorece su acumulación. Esto se logra si…

*Pasa varias horas sentado frente a la TV o la computadora.

*Usa únicamente los medio de transporte para trasladarse.

*Tiene una pobre actividad aeróbica: Caminar, trotar, andar en bicicleta o nadar, son actividades que utilizan como fuente de energía los depósitos de grasas –especialmente del abdomen- siempre que se realicen con una frecuencia no menor a dos veces por semana y con una duración de 20 minutos como mínimo.

*La Edad: con el paso de los años el organismo disminuye su gasto calórico. Este cambio, aunque puede compensarse con actividad física regular, es uno de los factores que no se pueden cambiar.

4Los cambios hormonales:

Especialmente durante el embarazo y la lactancia, el organismo acumula grasa para producir leche. En la menopausia y la andropausia, el aumento de grasa abdominal se debe a la disminución de estrógenos y testosterona, respectivamente. En algunos casos ayuda la terapia hormonal.

5*El Estrés: esta respuesta del sistema nervioso a situaciones de alarma, estimula la liberación de hormonas como la adrenalina y el cortisol. Cuando esta última aumenta en la sangre, favorece la producción de grasa. Sin embargo, es posible controlar el estrés con técnicas de relajación, respiración y, en algunos casos, psicoterapia.

 

¿Tengo mucha grasa?

Como la cantidad de grasa abdominal, además de ser poco estética aumente considerablemente su riesgo cardiovascular, determine si su perímetro se encuentra dentro de los valores deseables de la siguiente forma:

Tome de pie el perímetro de la cintura (la menor circunferencia existente entre la última costilla y el comienzo de las caderas) y corrobore los valores obtenidos con los de la siguiente tabla:

Sexo y Edad

Valores deseables

Valores de riesgo

Hombres y Mujeres menores de 40 años

Menos de 75 cm

Más de 85 cm

 

Hombres y Mujeres mayores de 40 años

Menos de 80 cm

Más de 90 cm

Mujeres postmenopáusicas

Menos de 90 cm

Más de 100 cm

Qué hacer: Consumir variedad de alimentos, moderando el consumo de azúcares, grasas y sodio: en combinación con ejercicio físico regular, es la mejor opción para combatir la acumulación de grasas. Sin embargo, es fundamental consultar con el médico para descartar cualquier posible enfermedad como consecuencia de la obesidad localizada e implementar las modificaciones necesarias, manteniendo las reservas de grasas del cuerpo en su justa medida.   `