Otra tragedia: 
Los accidentes de tránsito

Pero hay otra tragedia que sucede diariamente. Son los accidentes provocados por irresponsables conductores de automotores, tanto particulares como de transporte público, que no respetan las velocidades máximas ni los semáforos, realizan maniobras peligrosas, doblan en esquinas sin reducir la velocidad, etc. Son muchas las muertes que ello provoca y las familias que quedan marcadas.

Semáforos ¿una especie en extinción? Es habitual ver quelos semáforos en rojo no son respetados. Se argumenta que lo hacen por temor a ser asaltados cuando esperan la luz verde; pero, si observamos el comportamiento de la mayoría de quienes atraviesan un semáforo rojo, resulta que conduce a velocidad apreciable (aunque la reduzca antes del semáforo) y también arrancan cuando se pone la luz amarilla, y aún antes ... conclusión: la mayoría de los que no respetan las luces de los semáforos lo hace para ganar tiempo.

Por todo ello, también es importantísimo que los funcionarios del Gobierno de la Ciudad hagan algo urgente para evitar los accidentes fatales que desde hace muchos años se producen en cantidades alarmantes. Ese algo, dado elarraigado problema cultural implícito, debe estar basado en 3 aspectos: disuasión, educación y represión. Ésta última, como “efecto-shock” para que pronto se empiece a notar que, nuevamente, luego de muchos años, ya no hay chances de violar las normas de tránsito sin que haya sanciones que se cumplan. Esto es urgente y debe ser continuo, porque desde hace ya muchos años, nuestras estadísticas son contundentes: miles de muertos por año.

Algunas indicaciones para recordar y aplicar:

-Use el cinturón de seguridad, incluso acompañantes.

-Los chicos en asiento trasero, con cinturón o asiento especial.

-Deténgase frente al semáforo en rojo o amarillo, si no hay suficiente tiempo para cruzar.

-Haga señales de lo que va a hacer y respete las que le hagan.

-No maneje si bebió alcohol. Es habitual ver que aunque la reduzca antes del semáforo) y también arrancan cuando se pone la luz amarilla, y aún antes ... conclusión: la mayoría de los que no respetan las luces de los semáforos lo hace para ganar tiempo.    _