> Tecnológica

El colmo es... caerse en un pajar y pincharse con una aguja

por la Prof. Stella Maris Delgado

Esto sería realmente el colmo de los colmos, pero puede pasar... ya que existe la aguja. Hace alrededor de 20.000 años atrás, en la Prehistoria (geológicamente es la parte superior del período paleolítico) que se caracteriza por las hojas de sílice o silex, talladas y la industrialización del hueso, fue allí cuando el hombre inventó una tosca especie de aguja de hueso o cuerno de algún animal para realizar pinturas rupestres.

Las agujas, no fueron siempre de acero, ni rectas, algunas tampoco tenían un ojo y las primeras agujas ayudaban a hacer más fácil la operación de coser las pieles y cueros para la confección de los vestidos. ¿Cómo se fabricaban?

Se utilizaba como insumo los huesos de fémur o tibia y el proceso de fabricación estaba formado por las siguientes operaciones:

Primero se dividía el hueso en largas esquirlas con la ayuda del buril con el cual se realizaba profundos cortes. Luego se igualaba y afinaba las puntas por movimientos vaivén, con lo cual originan ranuras en la piedra de pulido. Se pasaba a agujerear la extremidad que iba a contener el ojo de la aguja y se retocaba el pulido del ojo para que los hilos se deslicen con facilidad.

¿Qué técnica se empleaba para unir las distintas partes de cuero o piel y formar las prendas de vestir? La técnica estaba conformada por varias operaciones:

1--> Se realizaban perforaciones con un fino punzón de silex.

2--> Se enhebraban las agujas con hilos extraídos de los tendones del bisonte o del reno, que  eran flexibilizados con anterioridad, mediante la masticación de los mismos, para poder afinarlos al tamaño del ojo de la aguja.

3--> La aguja de estriba se utilizaba de pasador para introducir el hilo en los orificios ya realizados uniendo de esta forma las partes del vestido.

¿Qué cambios originó la tecnificación de esta herramienta?

La fabricación de la aguja y su uso originó grandes progresos en la confección de la vestimenta como también permitió confeccionar otros objetos de cuero que cumplían funciones diversas como el odre. ¿Qué es el odre? Era un recipiente confeccionado con cueros de animales que permitía juntar agua y transportarla, sobre los hombros de las personas, hasta el lugar de la vivienda. Esto permitió que los pueblos primitivos pudieran asentarse en lugares no tan cercanos de los ríos.

¿Qué operaciones se realizaban sobre las perforaciones del cuero para que no permitiera el paso del agua? Se impermeabilizaban los orificios mediante la fricción de grasa animal sobre los puntos de sutura.

Las primeras agujas de hierro se usaron en el antiguo Egipto en el 2000 a de C. Este utensilio de costura, en el sentido moderno, no apareció hasta entrado el siglo XIV en Alemania. En lugar de ojo, esas agujas, tenían un pequeño gancho cerrado a través del cual se introducía el hilo. Las costureras de España dispusieron de alfileres y agujas de coser de acero pulimentado desde el año 1500.

En la actualidad las agujas de coser se fabrican a partir de alambre laminado de acero de unos 5 mm de diámetro. Este grosor se ajusta según la tela a perforar, desde las más gruesas de 3 mm. de diámetro a las más finas de 0,35 mm.

El proceso de fabricación se realiza con una máquina especial que se encarga de enderezar el alambre, lo corta en la longitud adecuada, el doble del largo de una aguja, ya que estas se fabrican por parejas, cabeza con cabeza, y afila sus extremos. Después una prensa realiza las perforaciones de los ojos para pasar el hilo y otras máquinas se encargan de dividir las parejas, redondear sus cabezas, además de pulir y niquelar las piezas resultantes.

Hay gran variedad de agujas, como tipos de costura a realizar. Para bordados en diferentes colores se emplean unas agujas con dos o más ojos donde enhebrar los distintos hilos o bien uno solo, pero más alargado por donde pasar hasta tres hilos a la vez.