Ser maestro hoy…

por:  Myriam Graciela Bruno

Ser maestro hoy es un desafío apasionante…

Es sentir que cada día uno está haciendo algo por el otro… Es dar, es recibir, es compartir…

No es una tarea fácil, pues hoy los niños vienen con una carga familiar y social bastante complicada.

Por eso, cada día de nuestra labor se ve impregnada por múltiples facetas que no siempre hacen simple nuestro trabajo.

Pero ser maestro se lleva en el corazón y sólo aquel que lo siente puede seguir adelante en su camino.

Dice Gabriela Mistral, en su decálogo del Maestro:

- Enseña con intención de hermosura, porque la hermosura es madre.

- Maestro, sé fervoroso. Para encender lámparas basta llevar fuego en tu corazón.

- Vivifica tu clase. Cada lección ha de ser viva como un ser.

- Acuérdate de que tu oficio no es mercancía sino que es servicio divino.

- Acuérdate: para dar hay que tener mucho.

Para todos mis colegas que día a día tienen mucho para dar y emprenden con cariño su tarea, es que hoy les digo:

11 de Septiembre: ¡Feliz Día del Maestro!