> Seguridad 
Estemos alertas al navegar en la web y al leer correos electrónicos

Internet nos brinda múltiples posibilidades: búsquedas de interés, accesos a compras y realizar operaciones bancarias, entre otras. Pero a medida que fue creciendo esta tecnología con millones de usuarios en el mundo, aumentaron las artimañas delictivas que, a través de la red, atentaron y siguen amenazando la seguridad de los cibernautas.

No basta instalar un buen antivirus para proteger los datos que se guardan en la PC sino que, además, se tiene que agudizar el sentido común como principal medida de prevención.

Son muchos los especialistas que señalan que la seguridad personal en la era digital necesita un estado de alerta constante ante el peligro de caer en malas manos. Un usuario poco cuidadoso podría sufrir, por ejemplo, pérdidas cuantiosas si, ante un descuido, revelara datos financieros confidenciales.

Los e-mail no fueron ideados como un instrumento de confidencialidad; por eso, no se fíe de la correspondencia que recibe a través de esa vía ya que han salido a la luz cientos de casos de personas que fueron víctimas de un phishing informático (robo de datos personales). Esta modalidad consiste en el envío de correos electrónicos que, aparentando provenir de fuentes confiables (por ejemplo, entidades bancarias), intentan obtener datos confidenciales de la persona. Para ello suelen incluir un enlace que al ser pulsado lleva a paginas web falsificadas donde el usuario cree que está en un sitio de absoluta confianza e ingresa toda la información que le solicitan, sin saber que la misma va a parar a manos de un estafador; con la excusa de confirmar sus datos reactivará su cuenta.

De esta manera el cliente cae en el engaño e ingenuamente confía contraseñas, números de tarjetas de crédito y pin, que son almacenados en una base de datos que posteriormente el delincuente utilizará para ingresar a la cuenta y disponer de sus fondos.

Es imprescindible incrementar los cuidados a la hora de sentarse frente a la computadora a navegar en la web y en la lectura del correo electrónico.

No acepte cuando el navegador le propone recordar el nombre de usuario y contraseña de una página visitada. No acceda al link de un mail de dudosa procedencia.

Sólo admita ofertas por internet de comercios conocidos donde se haya inscripto previamente, NO de donde no conozca la marca o empresa.

Información y consejos extraídos de la edición 43 de “La Federal”, publicación periódica de la Policía Federal Argentina