¿Cómo manejarse en las Fiestas con la Dieta?

        por:  DIETA CLUB (Dr. Cormillot)

La época de las fiestas puede ser un período estresante para quienes tienen problemas de sobrepeso. El énfasis sobre los alimentos durante las mismas, en las que la variedad de comidas y bebidas suele ser abrumadora, comienza generalmente bastante antes de los días de festejo propiamente dichos; generalmente a partir del 15 de diciembre, y a veces antes, comienzan las reuniones, con amigos, compañeros de trabajo, etc.; luego el 24, 25, 31 de diciembre, 1 y 6 de enero.

Aceptemos que las fiestas no son el mejor momento para adelgazar y que para algunas personas es poco realista proponerse ir contra la corriente. Si decide cuidarse puede poner en práctica algunos recursos y, conociendo a su familia y amigos, podrá evitar o enfrentar con éxito algunas situaciones incómodas, sin dejar de disfrutar.

Lo importante es que no se proponga hacer una cosa y luego se mortifique y se sienta mal porque hizo otra distinta. Tome la decisión que sabe que podrá cumplir, relájese, empiece a gozar de los encuentros con viejos amigos y todos los buenos momentos con sus seres queridos.

Decálogo para las Fiestas: 1) Planee lo que va a comer en esos días, deje lo menos posible librado al azar. 2) Ante la presencia de comida engordante, sepa elegir alternativas y recuerde que también puede decir “NO”, o decidir la cantidad. 3) Los días de festejos y/o brindis no deje de hacer 6 comidas. Si fuera necesario, agregue una colación extra a fin de tener más control sobre lo que va a comer. 4) Antes de salir recurra a un yogur o una fruta. 5) No permanezca innecesariamente donde se encuentran los alimentos que más lo tientan. 6) No se engañe con la frase “si hoy como mucho, mañana ayuno, lo mismo bajo”. Mañana es igual a hoy, y hoy es el momento de actuar sobriamente. 7) Elija especialmente para estas ocasiones: carne vacuna magra, pollo, blanco de pavita, pescados, atún al natural, ensaladas de todo tipo, entradas frescas y livianas. 8) Contrólese con el alcohol. El beber en exceso también representa una forma de ingerir calorías extras y de perder el control de lo que se come. 9) Repítase cada vez que pueda que las fiestas constituyen una barrera difícil de atravesar pero no imposible. 10) Si lo desea, reserve para la reunión el plato opcional. Si usted es el anfitrión, ponga todo  su empeño en planificar un menú light sabroso.

Sugerencias para la mesa dulce. Los alimentos que constituyen la mesa dulce aportar muchas calorías, por ello, si los elige como plato opcional, comprometerse con la moderación es esencial.

Como ejemplo van las siguientes opciones; cualquiera de ellas aporta entre 700 y 800 calorías:

Opción 1: 1 rebanada de pan dulce, 6 avellanas, 1 puñadito de garrapiñadas, 1 trozo pequeño de turrón, 1 copa de champagne. Opción 2: 2 rodajas de budín, 4 almendras, 1 puñadito de maní con chocolate, 1 trozo pequeño de turrón, 2 copas de sidra. Opción 3: 1 rebanada de pan dulce, 2 higos desecados, 2 nueces, 1 trozo pequeño de turrón bañado en chocolate, 1 copa de ananá o strawberry fizz.