La Defensoría lanzó el sistema de Conciliación, Mediación y Arbitraje

Se trata de un juicio abreviado con el propósito de facilitar el acceso a la justicia. Elimina la barrera económica a través de la gratuidad del trámite y libera al sistema judicial de las causas por problemas menores. En el arbitraje, las partes le otorgan a un tercero la decisión para resolver la disputa.

¿Qué es el Arbitraje? El arbitraje es un procedimiento alternativo de resolución de disputas mediante el cual dos o más partes someten a un tercero neutral (árbitro o tribunal arbitral) la decisión respecto de un conflicto actual, potencial o futuro, otorgándole facultades resolutorias para que sus diferencias sean resueltas de manera definitiva.

Las resoluciones que adopten los árbitros serán de cumplimiento obligatorio para las partes.

Características y ventajas del Arbitraje. Al arbitraje se accede por voluntad de todas las partes; el sometimiento a la decisión de un árbitro o tribunal arbitral no puede ser forzado.

Gratuidad. El servicio es gratuito para todas las partes y no requiere patrocinio legal obligatorio.

Es un procedimiento sencillo y rápido. Los plazos procesales son más cortos que en los procesos judiciales. El proceso arbitral tiene una duración máxima estimativa de 3 meses.

Las cuestiones sometidas a decisión arbitral son tratadas con total neutralidad. La objetividad en el proceso está garantizada.

El proceso arbitral disminuye el nivel de enemistad y enfrentamiento entre los participantes.

Las resoluciones emitidas por los árbitros o tribunal arbitral (laudos) tienen autoridad de cosa juzgada, son irrecurribles y pueden ser ejecutados judicialmente.

Ejemplos de cuestiones que pueden ser sometidas a Arbitraje: derecho de consumidores y usuarios (conflictos con empresas prestadoras servicio de internet, medicina prepaga, telefonía fija y móvil, televisión por cable, planes de ahorro previo, electrodomésticos, tiempo compartido, indumentaria, etc.) - Disputas civiles (excepto cuestiones de derecho de familia) - Disputas comerciales (cuestiones con entidades bancarias y/o financieras, compañías de seguros, automotores, contratos comerciales) - Conflictos de consorcios de copropietarios (excepto cobro de expensas) - Casos en que las leyes de la ciudad prevean el arbitraje como método alternativo de resolución de conflictos.

Defensoría del Pueblo de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires: Venezuela 842, tel. 4338-4900 (líneas rotativas), 0810-333-3676 - Días y horarios de atención: lunes a viernes de 10:00 a 18:00 horas. Correo electrónico: consultas@defensoria.org.ar

Modalidades de Arbitraje

El Reglamento del Servicio de Conciliación y Arbitraje de la Defensoría del Pueblo de la C.A.B.A., prevé las siguientes modalidades arbitrales:

Árbitro Único de Derecho. Las partes, por petición conjunta, elegirán de común acuerdo al árbitro interviniente. Esta modalidad procede también en aquellos conflictos cuyo monto sea inferior a mil pesos. Su procedimiento es abreviado (1 mes de duración, aproximadamente).

Tribunal Arbitral Colegiado de Derecho. Tres árbitros. Procedimiento Arbitral, conformación del Tribunal, demanda, contestación de demanda, ofrecimiento de prueba, audiencias, potestades disciplinarias. Dos (2) árbitros podrán ser elegidos por las partes y el tercero será designado en sorteo público a realizarse en la sede del Centro de Conciliación y Arbitraje de la Defensoría del Pueblo de la C.A.B.A.

Amigables Componedores, que actuarán como árbitros de equidad. Las partes podrán establecer que el árbitro o los árbitros actúen como “amigables componedores”. La cuestión será sustanciada sin sujeción a formas legales y los árbitros procederán según su leal saber y entender, a verdad sabida y buena fe guardada. El procedimiento podrá extenderse hasta 3 meses como máximo.