Cómo planear el jardín en primavera-verano

por:  Santiago E. Stratico (Técnico en jardinería y floricultura UBA)

 El diseño del jardín comienza con un bosquejo muy simple del espacio disponible a crear, rediseñar o simplemente mejorar: conocimientos básicos, imaginación y buen gusto es la combinación ideal.

 En este momento, cuando empiezan los días cálidos es cuando nos ponemos a contemplar el jardín, bacón, etc., y ponemos a trabajar la creatividad; no hace falta ser un artista, pero si evaluar bien el espacio disponible con relación a que especies elegiremos y la luz solar, para que el diseño sea todo un éxito.

 Dado que dentro de un mismo jardín suelen haber situaciones diferentes, no existen formulas rígidas para planear las variedades del mismo, pero se pueden hacer sugerencias basadas en una regla de oro de la jardinería: las características de cada zona del jardín donde se plantará: plana, elevada, sombreada, húmeda, soleada, ventosa, etc.

 Con los espacios ya bien determinados, hay que poner a cultivar la mente. Recomendamos sentarse a observar con calma el espacio, en lo posible rodeado de revistas y libros de jardinería (teniendo cuidado porque muchas publicaciones no son del país y pueden algunas de las plantas citadas no aclimatarse a nuestra zona). Ahora… ¡lápiz y papel en mano para hacer un bosquejo del jardín de nuestros sueños!

 Antes de comenzar con la plantación, es mejor aplicar algún fertilizante sólido de base, como “triple 15”, unido a mejoradores del suelo como resaca de río, compost orgánico, humus de lombriz, arena, etc., ya que suelos fértiles, sueltos y permeables aseguran un buen desarrollo. Si se ha pensado plantar azaleas, jazmines, camelias o cítricos, conviene recordar que prefieren suelos ácidos y ricos en hierro, lo cual se logra con el agregado de un poco de turba, resaca de río y/o compost acompañado de sulfato de hierro.

 Cuando llegue el momento de formar canteros para plantar plantines, arbustos, etc. hay que remover la tierra de esa área, eliminado céspedes, yuyos, etc. Una vez adquiridas las plantas conviene empezar por las mas grandes y perennes para finalizar con las mas pequeñas y las de estación, el uso de 250 gramos de harina de huesos por metro cuadrado beneficia la floración. Los días templados y nublados son óptimos; el suelo no debe estar demasiado húmedo.

Algunos trucos :

*Florales: Al regar siempre es preferible humedecer la zona de la raíz, evitando el chorro directo sobre las plantas; quitar las flores marchitas.

*Plagas y enfermedades: vigilar siempre posibles ataques de hongos y plagas como arañuelas, pulgones, hormigas, etc.

*Suelo: se remueve entre plantas para airear y controlar malezas.

*Arbustos: son preferibles en mayoría los de hoja perenne (siempre verdes), para que en invierno no se vea el espacio demasiado desolado, sin vida y sin masa vegetal protectora. Averiguar que tamaño final podrán alcanzar, para no sobrepoblar el terreno.

Visita guiada a vivero agronomía: El Sábado 2 de diciembre a las 14:00 hs. realizaremos una visita explicativa y de compras a un vivero mayorista con asesoramiento gratuito. Confirmar asistencia por tel. al 4501-2072 o via mail a sesjardin@yahoo.com.ar (capacidad limitada).