La celulitis: nuestra peor enemiga en verano

Por la Lic. Analía Fabiana Ferrón - Consultorio de Nutrición y Estética

La celulitis es una de nuestras peores enemigas (especialmente en el verano) y sólo un 20% de las mujeres se librará de padecerla. Acabar con ella no es fácil, para ello podemos utilizar dietas, ejercicios, masajes...pero la solución radica en combinar estos elementos, además de ser especialmente constantes y pacientes para obtener buenos resultados. Aunque eliminar la celulitis por completo es difícil, sí podremos evitar su evolución y mejorar notablemente el aspecto de la piel.

La celulitis es una alteración del tejido subcutáneo en el que se produce un aumento de volumen en zonas localizadas del cuerpo debido a la acumulación de grasa, retención de líquidos y también toxinas, todo ello unido a una mala circulación sanguínea y una degeneración del tejido conjuntivo subcutáneo. Esto que ocurre dentro de nuestro organismo determina un aspecto corporal externo o textura de “piel de naranja”, que al pellizcarla (no podremos con facilidad) notaremos la presencia de nódulos como lentejas, incluso puede producirnos algo de dolor.

Independientemente del peso, edad, deporte, afecta al 90% de las mujeres pero también  a un 15% de los hombres. Mientras que en las mujeres se localiza en zona abdominal, por encima del ombligo, caderas, nalgas, muslos (cara interna y externa) y rodillas, en el hombre se da en parte superior del abdomen.

A pesar de ser una enfermedad directamente ligada a procesos hormonales (los porcentajes antes mencionados lo avalan) también existen otros factores como:  hereditarios, alimenticios, mala higiene de vida y trastornos nerviosos.

La celulitis es una alteración que no se resolverá  por sí sola y uno de los componentes esenciales para triunfar es la constancia. Algunos consejos que podemos seguir son:

--> Evitar prendas de vestir muy ceñidas y apretadas.

--> No usar zapatos con tacones muy altos.

--> No llevar una vida sedentaria.

--> No someternos a cambios de peso, deportes bruscos y masajes agresivos.

--> No fumar ni beber alcohol.

--> No estar mucho tiempo de pie.

Aparte de seguir estos consejos, entre las soluciones eficaces están: una dieta adecuada, el ejercicio, y la ayuda cosmética.