Bioenergética, una forma de terapia

por la Lic. Valeria Picandet - Psicóloga (U.B.A.) y Terapeuta Bioenergetista

Dolor, bronca, tensión, angustia, frustraciones, son algunas de las emociones que aparecen día a día. Muchas veces quedan retenidas en el cuerpo y surgen en forma de síntomas corporales, contracturas reiteradas y/o falta de vitalidad para enfrentar lo cotidiano. La propuesta es hacer algo diferente que nos permita conectarnos con esas emociones, escucharlas y trabajarlas desde la palabra, y con ejercicios específicos que liberen la ansiedad contenida en ellas.

La bioenergética es una técnica terapéutica que estudia los procesos energéticos del cuerpo como una manera de poder comprender en profundidad la personalidad del paciente. Nació alrededor de 1930, a partir de los trabajos de Wilheem Reich, discípulo de Freud. Es más tarde, en 1950, que el Dr. Alexander Lowen crea el método terapéutico conocido como “análisis bioenergético”. Es un trabajo psico-corporal que toma al individuo como unidad mente-cuerpo, ya que las funciones corporales condicionan y son a la vez el resultado de nuestros estados emocionales. Se trabaja con la hipótesis de que existe en el cuerpo humano una energía fundamental que se manifiesta tanto en los fenómenos psíquicos como en los somáticos; el objetivo de la técnica es reciclar esta energía vital cuyo flujo muchas veces se encuentra reducido y/o estancado en, por ejemplo, tensiones musculares crónicas.

Nuestra historia de vida está grabada en nuestro cuerpo, por eso en el proceso terapéutico hay un constante ida y vuelta entre lo que el paciente cuenta como problemática y lo que siente y muestra corporalmente. El objetivo es trabajar con las dificultades emocionales para ir encontrando el camino hacia una mayor movilidad, una mejor respiración, una expresión más plena y libre que potencien la salud y nuestra capacidad de sentir placer.