> Grandes de nuestro tango

Carlos Gardel

Recordamos algo de su vida y obra, al cumplirse un año más (72)
de su paso al recuerdo eterno.

Según la partida de nacimiento, Carlos Gardel fue inscripto como Charles Romuald Gardes en Toulouse, Francia, el 11 de diciembre de 1890. Marie Berthe Gardes, su madre soltera, emigró con su pequeño en el vapor Don Pedro que partió de Marsella el 9 de marzo de 1893, según figura registrado en Migraciones. Se desconoce quién fue el padre de Carlitos. Su infancia transcurrió en los alrededores del Mercado de Abasto. Abandonó la escuela secundaria en el segundo año, en 1906. Su primer maestro de canto fue Arturo de Nava, poseedor de una voz poco frecuente para los cantores de la época, transfiriendo al joven Gardel sus recursos vocales. También tomó clases con algunos cantantes líricos, lo que le sumó una técnica vocal novedosa para el canto popular.

Animado por el payador José Betinotti (que fue quien lo llamó “el Zorzal Criollo”), comenzó a cantar en ruedas de comités políticos y fondas del Abasto.

En 1911 forma el dúo Gardel-Razzano junto a José Razzano, que marcará toda una etapa de su vida artística. Al año siguiente se agrega al dúo el guitarrista y cantor Francisco Martino. Tiempo más tarde Gardel es convocado por la Casa Taggini para grabar sus primeros discos, marca Columbia Record.

En ese entonces, su repertorio no contenía tangos, sino canciones folklóricas. Gardel era conocido por entonces como “cantor criollo”.

El “Dúo Nacional Gardel-Razzano” debuta en el prestigioso Cabaret-Restaurant “Armenonville”, cantando canciones criollas.

Y en 1914 el dúo debuta en el Teatro Nacional de Buenos Aires y a partir de entonces comienzan a cantar en los teatros porteños, haciendo giras a las principales ciudades argentinas.

A fines de 1915 Gardel sufre, durante un altercado al salir del Palais de Glace, un balazo en el pulmón que lo marginó un tiempo del canto, y al siguiente año reanuda sus presentaciones con Razzano. Esa bala la tendría alojada para toda la vida.

La noche del 9 de abril de 1917 en el Teatro Empire de Buenos Aires decide cantar su primer tango; estrena “Mi noche triste” de Samuel Castriota y Pascual Contursi, el que es considerado el primer tango cantado con letra argumental, dado que hasta ese entonces el tango sólo era un género instrumental, o sólo con letras jocosas; se convierte así en el primer cantor de tangos. A partir de entonces comenzará a incluir tangos a su repertorio.

Ese mismo año protagoniza el film mudo “Flor de Durazno”, y junto con Razzano inicia su primera gira extranjera: van a Chile. Preocupado por el sobrepeso, comienza a realizar ejercicios físicos que logran ponerlo en línea.

De 1918 a 1922 el dúo trabaja intensamente en teatros de Buenos Aires, Montevideo y muchas ciudades del interior argentino. A partir de 1921 los guitarristas del dúo son José Ricardo y Guillermo Desiderio Barbieri.

Para 1923, y ya con Gardel metido de lleno en el tango, inicia con Razzano, junto a la Compañía Rivera-De Rosas, una gira por Mar del Plata, Montevideo, Brasil y España, debutando en el Teatro Apolo de Madrid. Al año siguiente vuelve a Buenos Aires y canta por radio y graba por vez primera acompañado por la orquesta de Francisco Canaro; un año después lo hace acompañado por la orquesta de Osvaldo Fresedo.

A partir de 1925 Gardel se convierte en solista y viaja a España junto a la Compañía Rivera-De Rosas, debutando el 5 de noviembre en el Teatro Goya de Barcelona, donde graba sus primeros discos con el sistema eléctrico.

En noviembre de 1927 viaja nuevamente a España y a mediados del año 1928 vuelve a Buenos Aires. Se le suma el guitarrista uruguayo José María Aguilar.

Tras un breve paso por Buenos Aires y Montevideo, viajan a Francia y en octubre debutan en París con formidable éxito, y graban discos.

En enero de 1929 realiza una breve gira en Italia y en febrero vuelve a Francia. A mediados del año regresan a Buenos Aires llenos de gloria.

Su éxito se extiende en ambas orillas del Río de la Plata, graba discos y en 1930 es convocado para los famosos cortometrajes que dirigió Eduardo Morera, la primera muestra de cine sonoro argentino, y que hoy podrían ser considerados como algunos de los primeros videoclips musicales del mundo.

Ese año realiza un nuevo viaje a Francia. Filma en Joinville, para la Paramount francesa, “Luces de Buenos Aires”. Retorna a Sudamérica y tras breve paso por Buenos Aires y Montevideo parte otra vez a Europa sin sus guitarristas. Entre fin de 1931 y agosto de 1932 Gardel realiza giras por la Costa Azul, Italia, Londres, París, Viena, Berlín y Barcelona. Su primer largometraje fue “Tomo y obligo”.

Entre septiembre y noviembre de 1932 filma para la Paramount francesa “Esperame” y junto a Imperio Argentina “La casa es seria” y “Melodía de arrabal”. Para estas películas comenzó a trabajar, junto a Gardel, el letrista Alfredo Le Pera, y nacen sus primeros tangos juntos: “Melodía de arrabal”, “Silencio”, “Me da pena confesarlo”, etc.

En 1933 vuelven a Buenos Aires con los guitarristas Barbieri, Riverol, Vivas y Pettorossi, trabajando en Montevideo y en el interior de nuestro país y del Uruguay.

Esta fue la última vez que nuestro público lo vio con vida; fue en cines y teatros, y también lo escuchó por la radio; el 7 de noviembre se va, nuevamente a Europa, donde tras un breve paso por Barcelona y París viaja a los Estados Unidos, para debutar en la cadena de radio más importante del mundo, la NBC de Nueva York, el 31 de diciembre del mismo año.

En 1934 con la colaboración de Alfredo Le Pera, en los argumentos, Gardel filma “Cuesta abajo”, “Mi Buenos Aires querido” y “Tango en Broadway”, para la Paramount de Nueva York. En eneero y febrero de 1935 se realizaron El Día que me Quieras y Tango Bar.

Tras un breve viaje a Francia, a fines de 1934 vuelve a actuar en la NBC y a filmar, participando en el musical de la Paramount “Cazadores de estrellas” junto a Bing Crosby y Ray Noble, entre otros grandes.

A diez días de su llegada a Estados Unidos, debuta en New York en la NBC. El 5 de marzo de 1934 Gardel canta desde allí para los argentinos a través de Radio Splendid, secundado por las guitarras de Barbieri, Riverol y Vivas que se encontraban en Buenos Aires.

Gardel decide emprender una gira por Puerto Rico, Venezuela, Aruba, Curaçao, Colombia, Panamá, Cuba y México, pero el destino impidió que ésta se completara, por el trágico accidente aéreo de Medellín que terminó con su vida el 24 de junio de 1935; luego de terminar sus presentaciones en Bogotá, comenzaba su regreso a Buenos Aires, pero en la escala de Medellín, el avión de Gardel, al intentar despegar, colisionó con otro, falleciendo casi la totalidad de los pasajeros, entre ellos Gardel y sus guitarristas.

Desde el 1º de setiembre de 2003, la voz de Carlos Gardel es Patrimonio de la Humanidad, declarada por la UNESCO (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura) en su registro Memoria del Mundo, junto a otros documentos históricos, entre ellos, los manuscritos originales de la Novena Sinfonía de Beethoven y la Declaración de los Derechos Humanos de 1789.

Carlos Gardel fue también un inspirado y exitoso compositor, con una larguísima lista de obras, muchas junto a Alfredo Le Pera (ver la reseña de éste en AquíDevoto de junio 2006): Medallita de la suerte, Cuesta abajo, Golondrinas, Mi Buenos Aires querido, Melodía de arrabal, Sus ojos se cerraron, Volver, Mano a mano, y muchos otros temas de indudable calidad.