1º de mayo:
día del trabajador

por:  Myriam Graciela Bruno, Maestra de Enseñanza Primaria

    El 1 de mayo se conmemora el Día Internacional de los Trabajadores, reivindicando a un grupo de obreros que en el año 1889 entregaron sus vidas en la lucha por la conquista de derechos laborales.

    Sabemos que el trabajo es fundamental para la vida del hombre, no solamente por la retribución económica, sino porque permite el crecimiento personal. A través de él se consolidan nuevas relaciones sociales y se abren nuevos caminos.

    En la Constitución Nacional se mencionan los derechos de los trabajadores: retribución justa, jornada limitada de labor, salario mínimo, vital y móvil y otros que tal vez muchas veces no se cumplan, ni se respeten.

    Es por eso que existen reclamos en distintos sectores de nuestra sociedad y, muchas veces, con consecuencias nefastas, como ocurrió recientemente con el maestro fallecido en Neuquén, a raíz de hechos cargados de violencia e injusticia.

    En los últimos años asistimos a una crisis laboral, con altos índices de desocupación, sub-ocupación y trabajo en negro, que agravó la situación de las familias argentinas y desvalorizó la mano de obra y la tarea desarrollada por los distintos trabajadores.

    Pero con el esfuerzo de todos, quienes tenemos una tarea que cumplir: maestros, médicos, albañiles, arquitectos, contribuiremos a la reactivación del país y a lograr condiciones dignas de trabajo.

    Vaya entonces este homenaje a todos aquellos que trabajan con honestidad y sacrificio en pos de un futuro mejor.