Enfermedades y plagas 
de las plantas

por Santiago Strático (Técnico en Floricultura y Jardinería - U.B.A.)

En primavera/verano es cuando junto a la brotación y crecimiento de las plantas aparecen las indeseadas plagas y enfermedades en nuestras plantas…¡ a darles batalla entonces!

Importante: Lea bien las instrucciones del envase, no olvide usar mascarilla y guantes para el preparado y posterior fumigación, luego lávese las manos.

Principales enfermedades de las plantas (hongos)

Oidio. Hongo que ataca hojas, tallos y pimpollos; es un polvillo blanco que cubre la superficie. Es muy dañino pues detiene el crecimiento.

Para controlarlo se puede usar: Mamboretá “H” o Fungoxan.

Fumagina. Hongo que se desarrolla sobre las secreciones azucaradas de insectos como pulgones, cochinillas, moscas blancas…etc.

Se observa como un polvo seco negro que forma una película o costra. Debido a que se desarrollan principalmente sobre la mielecilla secretada por algunos insectos chupadores, se recomienda la aplicación de un insecticida adecuado para el control del insecto presente en la planta y de un fungicida en forma conjunta para eliminar la Fumagina. Como alternativas se tienen: Mamboretá “H” junto a Mamboretá “D” o “M” pulverizados  uniformemente sobre hojas y tallos, repitiendo cada 15 días.

Nota: Omití dentro de las enfermedades a los virus y bacterias…ya que su aparición no es tan frecuente y su tratamiento mas dificultoso.

Plagas en las plantas

Pulgones. Insectos chupadores que se alimentan de la savia de las plantas. Viven en colonias y son generalmente de color verde, negro, blanco o café. Atacan brotes nuevos, hojas y botones florales de plantas y arbustos; son portadores de virus. 

Para el control de estos insectos se puede utilizar cualquiera de estos productos:

Insecticida Sistémico: por ej. Mamboretá “D”o Glacoxán “D” (Dimetoato),

Insecticida de contacto: por ej…Mamboretá “M” …o Glacoxán “50 M”.

Nota: En lo posible no debe aplicar estos productos en plena floración ya que son tóxicos para las abejas.

Nota: Si el control se realiza sobre frutales u hortalizas, el período de carencia del Dimetoato es de 7 a 14 días.

Cochinillas. Son insectos chupadores. Se recubren con una conchilla, escama o coraza que los protege, se adhieren fuertemente a las plantas, arbustos y árboles. 

Para un efectivo control de las conchuelas se pueden usar cualquiera de los siguientes productos: Dimetoato: diluya mezclando con aceite emulsionable; esta combinación hace que tape los orificios respiratorios de estos insectos.

Nota: Si el control se realiza sobre frutales u hortalizas, el período de carencia es de 7 a 14 días.

Caracoles y babosas. Una plaga muy común son los caracoles y las babosas, especialmente en lugares sombríos y húmedos. Son muy destructivos y ocasionan serios daños en hojas, tallos, y frutos de plantas ornamentales y hortalizas. Las hojas se llenan de agujeros y pueden llegar a quedarse roídas por franjas.

Para un efectivo control de estas plagas se deben utilizar los siguientes productos:

Molusquicidas en polvo o pellet; debe aplicar ¼ por cada 50 m2. Se recomienda aplicarlo en pequeños montoncitos alrededor de los árboles, arbustos o plantas del jardín.Nota: No debe aplicarse sobre las partes comestibles de las hortalizas que desea proteger.

Control con producto natural: Llene varias tapitas o vasos plásticos hasta la mitad con cerveza y distribuir en varios puntos de la zona infectada por esta plaga. Enterrarlos hasta el borde superior... valla a observar a la mañana siguiente su “cacería”.

Hormigas. Insectos que cortan y recolectan  parte de los vegetales. Además de las molestias que ocasionan, son portadoras de la fumagina.

Controle usando: hormiguicidas líquidos  en las bocas de hormigueros y caminos…si no es posible la accesibilidad probar con los de tipo “Mirex”.

Arañuelas o ácaros. Son chupadores de savia. Son de tamaño muy pequeño y atacan a plantas ornamentales, flores, arbustos y árboles. Se reconocen porque el color verde de las hojas se torna amarillento, luego pardo y posteriormente se secan y caen.

Para un efectivo control de arañuelas se recomienda aplicar productos específicamente acaricidas, verificando que la aplicación sea completa en el haz y envés de las hojas.