La esquizofrenia. Qué es, y recomendaciones para pacientes y familiares

por:  Lic. Mónica Cersósimo - Psicóloga

La esquizofrenia es una enfermedad mental que interfiere en la habilidad de pensar, conocer la realidad, manejar las emociones, decidir y relacionarse.

Gran parte de los enfermos jóvenes y de mediana edad que están internados en las clínicas psiquiátricas padecen esquizofrenia.

Es una enfermedad mal entendida por la gente, y afectada por una imagen negativa y prejuiciosa.

Los síntomas y la evolución son diferentes de una persona a otra. Su inicio puede ser brusco o progresivo, con un solo brote psicótico o con crisis alternadas con etapas sin síntomas. Por lo general, se manifiesta al inicio de la adolescencia o a principios de la edad adulta.

El paciente se cierra a sus amigos, descuida su trabajo o estudio y va perdiendo la capacidad de relajarse, concentrarse o dormir. En su mente aparecen ideas extrañas, de modo espontáneo, como si las hubiera colocado otra persona. Suele tener alucinaciones auditivas (escuchar voces, recibir órdenes) y/o alucinaciones visuales (ver algo que no existe), como así también manifestar una religiosidad extrema, excitación psicomotriz, etc.

En el caso de la esquizofrenia paranoide, aparecen ideas persecutorias y el miedo a complots y conspiraciones.

Los procesos mentales de los pacientes con esquizofrenia se alteran, carecen de ilación lógica, sus asociaciones son extrañas e inconexas.

La herramienta principal es la medicación: aunque los medicamentos no curan la enfermedad, sí permiten controlar sus síntomas, evitar recaídas y tener una mejor calidad de vida. También hay casos que, aún con la misma sintomatología, se produce un deterioro e incapacidad mucho más severos.

Para tener en cuenta

Paciente:

*No dejar la medicación ni olvidar dosis. No ajustarla por cuenta propia.

*Informar al médico sobre cualquier efecto secundario.

*Planificar actividades diarias a modo de rutina.

Familia:

*Unirse a un grupo de apoyo.

*Compartir ideas con otros familiares sobre la mejor manera de tratar al paciente.

*Acompañar al paciente en su tratamiento, pues necesita amor y contención.

*Asumir que la enfermedad modificará en parte sus vidas.

En caso de crisis:

-->Los síntomas se disparan, puede haber pérdida de control y el paciente puede ponerse impulsivo o violento.

-->No perder la calma.

-->Avisar al médico tratante o a la guardia psiquiátrica.

-->Tranquilizar al paciente y no ejercer actitudes autoritarias.