Las fechas dicífiles

        por:  Dieta Club - Dr. Cormillot

¿Cuántas veces intentó comenzar un plan para bajar de peso y por presentarse una situación de festejo o cierto compromiso, optó por tirar “todo por la borda”? Vea por qué cualquier día es el mejor momento para comenzar -o seguir- con el plan.

Sólo considerando las fechas del cuadro (¿Hoy? ¡Tampoco!!), son 252 los días en que es difícil hacer dieta. Entonces, la persona que tiene la intención de adelgazar pero desea hacerlo cuando es “más fácil” debe cambiar...

-De opinión: Reconocer que bajar de peso es una tarea a largo plazo que merece tiempo y dedicación

-De estrategia: Incluir en su plan de descenso los días más complicados planificando qué comer, dónde y con quién, entre otros factores.

-De decisión: Revisar su voluntad de bajar de peso evaluando ventajas y desventajas de seguir gordo y determinar qué tipo de esfuerzo está dispuesto a realizar para alcanzar su meta.

¿Por qué?

Porque está a la vista que sólo resulta más sencillo cumplir con el plan los lunes o martes (que suman 104), gracias a la “culpa” que genera el haber comido en exceso los fines de semana, entre otras situaciones.

Y porque adelgazar y mantenerse implica un verdadero cambio en el estilo de vida, camino que frecuentemente es invadido por las excusas, entre las que se encuentran las fechas difíciles.

En el año hay...

104 sábados y domingos

7 feriados nacionales (o algo similar, fines de semana largos)

4 días de Semana Santa

15 días de vacaciones de verano

7 días de vacaciones de invierno

15 días de diciembre (entre los festejos del fin de año que se acerca, nochebuena, Navidad, etc.)

12 cumpleaños (en promedio)

2 casamientos

1 bautismo

1 bar Mitzvá

1 comunión

1 nacimiento

2 velatorios

12 peleas matrimoniales fuertes (o de pareja)

12 reconciliaciones

12 disgustos varios

12 alegrías varias

4 cenas con gente de la oficina

24 salidas con amigos

4 partidos de fútbol ultra-importantes.