“El bambú está de moda”

por:  Santiago Strático, Técnico en Jardinería y Floricultura (U.B.A.)
con la colaboración de Luciano Crosta  

Desde los comienzos de la Humanidad el hombre usa las cañas para todo tipo de usos. Desde elementos de caza y pesca, instrumentos musicales y todo tipo de utensilios, pasando por el arte, la decoración, la alimentación, la jardinería… y tal vez el futuro le depare su utilización masiva como fuente de energía y reemplazo de madera de árboles, siendo un material fácilmente renovable. Ya hoy día existen grandes proyectos que involucran al bambú en este sentido.

Para la mayoría, todas las cañas son iguales. Existen 1200 variedades de bambú en el mundo (cifra que varía según los autores). Los bambúes son gramíneas con períodos muy largos de floración (20 a 150 años). Esto complica su  identificación, ya que la flor es imprescindible para ello y hace que las semillas sean muy escasas, por lo que se las suele reproducir por división de matas.e

Observándolos con ojos de especialista, los materiales que nos ofrecen las distintas variedades de bambú son muy diferentes, variando en resistencia, durabilidad, flexibilidad, etc. También la edad, época de corte y tratamiento tienen una influencia decisiva en las características del material. Las variedades utilizadas para nuestros trabajos son en su mayoría exóticas, introducidas desde Oriente.

“Phyllostachys aurea” es la especie naturalizada más común que se encuentra en el Delta del Paraná y en Buenos Aires en general. OJO: la tacuara ¡ES UN BAMBU!!! Esta caña, conocida aquí como bambú o como tacuara, NO es autóctona. Es muy frecuente en Argentina que la gente piense que la tacuara es una caña nativa, que no sirve, mientras que el bambú es de Oriente.

Se utiliza verde (vivo) o seco, en centros decorativos, en detalles minimalistas, formando parte de grandes composiciones o como piezas únicas, el bambú toma hoy infinidad de espacios de nuestras casas, comercios, etc; principalmente en forma de varas (cañas).

Más allá de la estética, esta planta de tallo esbelto originaria de oriente, se ha convertido en uno de los símbolos de la jardinería moderna.

La especie más conocida del bambú es la típica “caña”. Una especie mucho mas pequeña, que se suele utilizar en China, es la Dracena Sanderiana, con el nombre local de “siempreverde de la suerte”, aquí se la puede conseguir como planta de interior. Sus múltiples formas permiten jugar con los volúmenes y las líneas. A pesar de eso, poca gente sabe que el bambú es conocida en China como el bambú de la suerte y que los chinos la regalan en año Nuevo para desear suerte a familiares y amigos.

Cultivo

El bambú es una planta de fácil cultivo. No necesita mucha luz pero, si es necesaria, la soporta sin ningún problema. Por lo que respecta a la humedad y las temperaturas, se adapta perfectamente a las condiciones climáticas de Buenos Aires. En lo que respecta al agua necesaria para su óptimo desarrollo, el bambú necesita suficiente líquido para cubrir sus raíces, pero no demasiado, ya que el exceso de humedad podría pudrir el tallo.

También es habitual ver cañas de bambú secas barnizadas, que les dan un toque especial a esta bella, simple y elegante pieza que puede ser un buen regalo para un amigo o, por qué no, para nosotros mismos. Regalar bambú es regalar suerte… así dicen los chinos.