Jardines de Otoño
por:  Santiago Strático - Técnico en Floricultura y Jardinería (U.B.A.)

El otoño en la Ciudad de Buenos Aires se presenta en general con tiempo húmedo, días templados y noches frescas, lo que lo hace especial para los trabajos organizativos de jardinería, a saber: trasplantes, podas, limpiezas, recambio de plantines de estación, resiembra de césped, etc.

No hace falta tener un jardín muy grande, sólo basta con un pequeño espacio al aire libre (o, en defenitiva, también podría servir un interior), donde usted pueda plantar diferentes especies. Lo importante es organizarse bien y tener en cuenta algunas técnicas de paisajismo y de jardinería, para lograr pasar bien los fríos invernales y así lucir un hermoso espacio en primavera. 

*Organizarse: Es un buen momento para comenzar a planificar o replanificar el jardín desde el otoño, así en primavera lucirá de maravillas. Para esto hay que tener en cuenta el lugar dónde está situada la casa, si hace calor, frío, si hay humedad, etc. Y recién entonces elegir qué especies plantar. 

*Los árboles: Hay varias clases de árboles que resisten muy bien las heladas como el fresno, el liquidambar, las coníferas, el gingko o la lagerstroemia (si se quiere, con flores), etc. Por otro lado, hay especies que sufren mucho del frío y del viento y por eso se resienten más con un trasplante en invierno: estos son por ejemplo las palmeras, el lapacho, el palo borracho y el jacarandá; aunque siempre hay que tener en cuenta, antes de colocar un ejemplar en un determinado sitio, la proyección del árbol en tamaño adulto en relación al espacio físico disponible.

*Las flores y las plantas: El otoño - invierno es un buen momento para plantar muchas clases de arbustos y flores perennes y de temporada. Las flores perennes, como las margaritas, las salvias y la lavanda, florecen prácticamente todo el año. Otras flores que se ponen muy lindas en invierno son las violas (pensamientos), las prímulas y las violetas de los Alpes.

*El césped: Es recomendable realizar una última fertilización en otoño, para que luzca en las mejores condiciones posibles durante la estación fría. En caso de céspedes ralos es conveniente realizar una resiembra otoñal para obtener una buena cobertura verde.

*Limpieza: Conviene utilizar el invierno para limpiar bien el jardín y prepararlo para la primavera. Esto incluye el barrido de hojas y ramas, la aireación, el desmalezado, etc.

También el riego es muy importante para proteger al césped y las plantas de las heladas. Si bien las necesidades de riego son mucho menores a las del verano, no hay que descuidarlo, porque la humedad actúa como una atemperadora del frío Si usted tiene balcón, o macetas en su patio, es bueno regar las plantas cada unos días, es decir cuando note seca la tierra.

Como dice el dicho, “sobre gustos no hay nada escrito”, entonces cada uno hará de su jardín “su” espacio. Lo que recomendamos desde acá es combinar arbustos, plantas perennes y flores de temporada. Esta receta es eficaz para que su jardín luzca bien en cada estación del año.