> Seguridad en el Hogar

Prevención en el Baño

A medida que los niños comienzan a comprender, se les debe indicar todos los riesgos a los que están expuestos en el hogar y el modo de evitarlos.

El baño es uno de los lugares de ocurrencia de accidentes.

Los adultos tienen que estar muy atentos y vigilar constantemente a los niños.

Por ello desde la Dirección General de Defensa Civil dependiente de la Subsecretaría de Emergencias del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, le hacemos llegar alguna recomendación básica para convertir ese ámbito en un espacio seguro.

--> El calefón debe estar instalado fuera del baño.

--> Las estufas a gas deben ser de tiro balanceado y colocadas fuera del baño; además, deben ser supervisadas regularmente.

--> Mantener siempre la puerta del baño cerrada. La misma debe poder ser abierta desde afuera, aun con cerrojo desde adentro.

--> Colocar una superficie antideslizante y barrales de sujeción en bañera y ducha.

--> Es necesario probar el agua caliente (hasta 50ºC) antes de sumergir el niño en la bañera.

--> Los espejos no deben llegar al piso ya que existe riesgo de rotura por impacto del niño.

--> Las instalaciones eléctricas deben ser seguras, poseer disyuntor. Los calefactores y enchufes deben estar lejos del alcance de los niños.

--> No se deben colocar en el baño muebles móviles, (banquetas, canastas, etc.) a los cuales pueda subirse el niño, ni alfombras que resbalen.

--> Nunca dejar solo en la bañadera a un niño pequeño, ni dejarla con agua.

--> No dejar medicamentos ni sustancias tóxicas en lugares de fácil acceso para los chicos.

--> Mantener el piso seco y libre de objetos.

 Recuerde siempre que, ante situaciones de riesgo la línea telefónica de emergencias 103 (Defensa Civil), que funciona durante las 24 horas.