> Seguridad en el hogar
Para prevenir los accidentes hogareños por monóxido de carbono  

En nuestro país los accidentes en el hogar constituyen la causa más frecuente de riesgo y de los más graves para todas las edades, afectando mayormente a niños y ancianos.

El origen de estos accidentes en las personas, se fundamenta en una actitud general de negación frente al peligro: “a mi no me va a pasar”.

¿Qué es el monóxido de Carbono? El monóxido de carbono es producido por la combustión incompleta del gas natural, el gas licuado, el kerosén, la gasolina y combustibles como: madera, carbón, papel, aceite entre otros.

¿A qué se debe su aparición? Las instalaciones precarias de artefactos a gas, la falta de mantenimiento, el deterioro de los aparatos, pueden generar la acumulación de monóxido de carbono, una sustancia altamente tóxica, que dada sus características resulta imposible a nuestros sentidos detectar su presencia, es por ello que “provoca tantas muertes”.

La Dirección General de Defensa Civil dependiente de la Subsecretaría de Emergencias del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires recomienda a la población las siguientes medidas para evitar accidentes por monóxido del carbono:

> Controle que la llama de sus artefactos sea de color azul, si fuera amarilla significa que está produciendo monóxido de carbono. En ese caso apague el artefacto y hágalo revisar.

> Ventile bien los lugares donde hay estufas a gas, calentadores o braseros, debido a que estos artefactos consumen oxígeno.

> No mantenga el automóvil en marcha en el interior de garajes pequeños y mal ventilados. NO encienda la calefacción con ventanillas cerradas.

> Asegúrese que el conducto de evacuación de gases de combustión de los artefactos que dan al exterior no estén obstruidos por nidos, abollados o desconectados.

> Es conveniente HABITUARSE a cerrar las llaves de paso de gas antes de irse a dormir o al retirarse del hogar.

Ante situaciones de riesgo recuerde la línea telefónica de emergencias 103, que atiende durante las  24 horas.