Urticaria y homeopatía Unicista
 por la  Dra. Silvia Chapiro

Frente a las reacciones alérgicas, el organismo actúa fabricando anticuerpos con el propósito de combatir las sustancias que resultan extrañas al mismo (alergia). Para defenderse, el organismo libera substancias (Histamina) cuya manifestación en la piel se traduce por salpullidos, inflamación, ronchas, y gran picazón que lleva a intenso rascado.
En toda persona alérgica, hay cierta predisposición a enfermar. Pero siempre existe un hecho traumático mental que desencadena el cuadro alérgico. Ese hecho podría ser depresión, conflictos familiares, abandono, peleas, duelos, fracasos, pérdida de empleo, etc.
El medicamento homeopático actúa sobre este desequilibrio, devolviendo al paciente una sensación de paz, confort y energía. La homeopatía unicista ayuda a estimular las defensas propias del organismo; en esto se diferencia de la medicina clásica, porque ésta intenta suprimir los síntomas de la enfermedad (corticoides, antihistamínicos, etc). Para la homeopatía Unicista, los síntomas alérgicos son una reacción del organismo para liberarse de la afección (exoneración - depuración), estimulando por lo tanto una curación holística y un equilibrio de la energía vital. Por este motivo, se le indica al paciente el remedio semejante a sus afecciones que cubra los síntomas espirituales, mentales y orgánicos, logrando una verdadera curación y no una eliminación pasajera del cuadro por el que consultó.