Reglamento del Club de Gordos “Tramposos”

            por: Dieta Club (Dr. Cormillot)

Una lista para leer con humor, y aprovechar la oportunidad para reflexionar acerca de algunas de las excusas más frecuentes que lo alejan de la recuperación de su obesidad.

Si lo desea, marque las opciones con las que se identifica, haciendo un círculo en el número:

1 - Si como algo mientras nadie me ve, ese alimento no tiene calorías (ni cuenta para el Registro de Alimentos, por supuesto).

2 - Si tomo una gaseosa light con una porción de torta, las calorías de la torta son anuladas por las calorías que ahorré de la gaseosa.

3 - Cuando como con otras personas, las calorías no cuentan mientras yo no como más de lo que comen los demás.

4 - Los alimentos usados con propósitos medicinales (para combatir la presión -alta o baja-, la depresión, la ansiedad, el aburrimiento) nunca suman calorías. Por ejemplo: chocolate, tortas y papas fritas, entre otros.

5 - Si me rodeo de personas más gordas que yo, pareceré más delgado.

6 - Los alimentos relacionados con el cine (pochoclo, chocolate, galletitas, maní con chocolate, pizza y cerveza posteriores) no tienen calorías porque son parte del “combo” de entretenimiento.

7 - Del mismo modo, las comidas consumidas mientras se miran eventos importantes por televisión, no cuentan. Ejemplo: cerveza durante el partido, galletitas durante la novela.

8 - Todo lo que se lame de cuchillos y cucharas no tiene calorías si se está en proceso de preparar algo. Ejemplo: mayonesa al preparar sandwiches, o helado al preparar copas para veinte invitados.

9 - Lo mismo pasa cuando se come hasta limpiar el plato (es sólo la porción que se sirvió), o al picotear de la bandeja, o aprovechar algún resto de comida mientras lava los utensillos.

10 - Probar la comida de los demás no agrega calorías porque son de la comida de ellos, no de la mía.

11 - Comer sólo “un pedaCITO”, un “poquiTITO”, un “caCHITO”, no engorda...

12 - Aceptar todo lo que me ofrecen en cada reunión, es un acto de cortesía, no un sinónimo de poco compromiso con mi plan.