Planificar el futuro sin dejar de vivir el presente
Vivir y disfrutar la vida

                  por la  Lic. Mónica Cersósimo - Psicóloga

  A veces, las personas pasan su vida planificando cómo van a vivir su futuro, pensando que cuando pase tal o cual acontecimiento van a poder disfrutar de la vida.

Mientras tanto, pasan quizá los mejores años de su vida, esperando que se realice su tan ansiado deseo. Pero, durante ese tiempo, postergan su disfrute sin darse cuenta que se olvidaron de vivir y disfrutar su hoy.

El deseo puede ser un ascenso laboral, escribir un libro, la jubilación, y tantas otras cosas que a cada uno se le pueda ocurrir. Pero muchas veces, cuando se alcanza el “sueño”, puede que sea tarde para disfrutar lo planificado, ya que se les pasó la vida esperando.

Cada momento de la vida es único, así como la vida es única y se merece que le prestemos atención y la vivamos lo mejor posible en cada situación que se nos presente.

Cada día bien vivido es una nueva oportunidad de emprender el viaje hacia el ansiado objeto, que por lo general no tiene nada que ver con el logro material o económico.

La felicidad consiste en vivir cada día con lo que tenemos y hacer algo de lo que nos gusta. Con un poco de organización, es posible hacerse un tiempo para escribir, pintar, estudiar o ir al gimnasio.

Lo bueno es darse cuenta que el día más importante de nuestra vida es “hoy”. No dejarlo pasar esperando que llegue otro día mejor.

“Empezar a disfrutar de lo que realmente nos interesa sin depender del futuro es una de las mejores formas de vivir un buen presente”.