La violencia y su impacto 
en la Escuela

     por Myriam Graciela Bruno - Docente de nivel primario

Hoy en día la sociedad vive grandes cambios a nivel social, político y económico. Estos cambios traen consigo una carga negativa muy grande: pobreza, desesperación, necesidad, aislamiento.

Los hechos de violencia nos dejan sin aliento, nos sorprenden. Al mismo tiempo, en lo cotidiano, la tolerancia es cada vez menor entre nosotros mismos, en la calle, en los transportes, en nuestra familia. Violencia no implica sólo el daño físico, va más allá. La indiferencia, el rechazo social y el maltrato verbal son también parte de ella.

A todo esto, la escuela tampoco queda exenta. Desde peleas a la salida de una escuela hasta la marginación dentro de un grupo de compañeros puede alcanzar hasta la discriminación y el abuso del poder por parte de las autoridades. Todos estamos involucrados en ella, incluyendo hasta el más pequeño acto de egoísmo. Es necesario concientizarse sobre ello, es necesario hacer hincapié en que debe haber un cambio, tal vez paulatino, pero debemos tener otra mirada en cuanto al prójimo y al mundo que nos rodea. Es tarea de todos, desde la mínima acción, revertir esta situación.

Abordamos este tema porque es algo que nos involucra a todos, tanto a alumnos, como a docentes, padres y toda la comunidad educativa. La escuela de hoy es la que se encuentra más inmersa en esta violencia, lo notamos, lo vivimos desde adentro. Por eso queremos darle la importancia que se merece, porque nadie escapa a la situación. Debemos concientizar, reflexionar y actuar como sujetos de esta sociedad., es preciso  abordar diferentes situaciones cotidianas en relación a la violencia escolar trabajando también hechos reales que suceden en nuestra sociedad, debatiendo y reflexionando entre todos los actores de la vida escolar. Revalorizar el lugar de la palabra y el diálogo enriquecerá la tarea de todos y conducirá por el camino de una armónica convivencia.