¡Coma con placer!
Estrategias efectivas 
para Hacerlo Mejor

        por Dieta Club Devoto (Dr. Alberto Cormillot)

Comer conciente es una forma de instalarse en el presente, es retomar el control de lo que está haciendo, es el modo más simple de aprovechar el ritual de la comida (antes, durante y después) para recuperar la calma, conectarse con su cuerpo y con el momento que está viviendo, paso a paso, ahí mismo.*

Esta re-conexión con los sentidos y el entorno demanda, en el comer conciente, prestar más atención a su cuerpo y otros factores relacionados con los alimentos y el acto de comer en sí, tales como:

La POSTURA: Una auto-observación minuciosa de su cuerpo mientras come le permitirá conocer muchos aspectos relacionados con el acto y, al mismo tiempo, podrá cambiar a propósito el foco de su atención; es decir: procurar concientemente adptar una postura más relajada y apropiada.

El USO DE LA VAJILLA: Preparar la mesa, servir la comida, comer, levantar los platos y lavar la vajilla, son actividades automáticas asociadas con los alimentos.

Des-automatizar esta rutina es otro paso para recuperar el placer de comer.

*Una idea: Aproveche esta nueva mirada para volcar la experiencia de estar aquí y ahora, conectado con su cuerpo y el entorno que lo rodea, en otros momentos de su vida (mientras se va a dormir, cuando camina por la calle, al despertar en la mañana...)

Claves para poner en práctica:

LA POSTURA

La forma de sentarse a la mesa, la colocación de la espalda, las manos, las piernas, la cabeza, es decir, la postura de su cuerpo al comer es un buen indicio de la actitud que adopta respecto a la comida y del grado de reflexión que tiene al ingerir los alimentos.

Muchas personas comen apuradas, se distraen y realizan otros movimientos en paralelo (mirar la televisión, hablar o discutir con alguien, leer el diario, hablar por teléfono)...

El método del comer conciente ayuda a alterar esa postura de distracción y ayuda a pensar cómo come, promoviendo un mayor control sobre la comida. Para tener mayor conciencia postural, pregúntese:

>¿Cómo se sienta?

>¿Cruza sus piernas, qué tocan?

>¿Cómo siente el piso?

>¿Apoya su espalda sobre el respaldo de la silla? ¿Se sienta en una posición erguida o encorvado hacia delante?

>¿Cuál es la posición de su cabeza?

>¿A qué distancia física se coloca del plato?

>¿Se mueve mientras come?

>Entre bocado y bocado, ¿dónde coloca sus manos?

LA VAJILLA

La mayoría de las personas come “con pala”; es decir, no utiliza los cubiertos para llevar la comida a la boca, sino que los usa para cargar comida y tragar lo más rápido posible.

Contrariamente a esta actitud, lo más conveniente y saludable es poner los cubiertos sobre la mesa entre bocado y bocado; esto afecta el ritmo y la dinámica de la alimentación y además favorece la pausa necesaria entre los bocados.

Para hacer conciente el modo en que usa la vajilla y los cubiertos, responda los siguientes interrogantes:

>¿Cómo toma el cuchillo, el tenedor o la cuchara al comer? ¿Los siente entre sus dedos?

>¿Cómo sirve la comida en la cuchara?

>¿Cómo pincha los alimentos?

>¿Cómo corta?

>¿Cómo mezcla?

>¿Cómo revuelve?

NO olvidar:

Comer Conciente: entre un bocado y otro, controle su postura y la de sus manos.

Control: Antes de masticar el bocado en su boca, apoye los cubiertos sobre la mesa y coloque las manos a ambos lados del plato. Sólo entonces comience a masticar.