Homeopatía y enfermedades estacionales

    por el   Dr. Marcelo Melamed – Médico Homeópata

Cada vez que inspiramos entran al cuerpo esporas, virus, bacterias y partículas microscópicas de polvo, humo y contaminantes químicos.

La nariz humedece, calienta y filtra el aire antes de dejarlo pasar hacia las vías respiratorias y los pulmones .El sistema respiratorio es por tanto muy susceptible a los efectos de los irritantes atmosféricos.

Si el sistema inmunológico es fuerte, se podrá defender de todas las infecciones, excepto de las más virulentas. Los resfríos, la tos y la gripe nos afectan fácilmente cuando el sistema inmunológico está debilitado, lo que hace que el cuerpo sea vulnerable. Las variaciones en el sistema inmunológico explican porqué se resfrían algunas personas expuestas al frío. El sistema inmunológico se obstaculiza por una dieta deficiente, por los excesos, la exposición al tiempo frío, al viento, por enfriarse o calentarse en exceso. Además, las defensas del cuerpo se debilitan con el exceso de trabajo, el agotamiento, la ansiedad y el estrés. Un sistema débil también aumenta la posibilidad de reacciones alérgicas a las partículas atmosféricas.

La homeopatía trata los desequilibrios del sistema inmunológico, antes que luchar contra la infección.

Los resfríos y la gripe son las enfermedades más frecuentes en esta época del año. Generalmente se reconoce a los virus como los agentes más frecuentemente involucrados. La forma de presentación es muy variable pero en general suele manifestarse dolor e inflamación de garganta, catarro con secreción nasal asociada a estornudos, tos y fiebre.

Para un homeópata no existe un tratamiento único ajustable a todas las personas, sino que la forma de presentación y la repercusión física y mental que estas enfermedades generan en las personas, condicionará el remedio elegido.

Contamos también con poderosos medicamentos que ayudan a prevenir estos trastornos y evitar complicaciones. Dichos remedios carecen de efectos adversos o contraindicaciones, y ayudan a superar en forma rápida y efectiva los trastornos que estos cuadros nos provocan.

Hoy en día nos enfrentamos a enfermedades de rápida transmisibilidad, agravada por los grandes cambios climáticos propios de la estación, por lo que alcanzan el status de verdaderas epidemias. Frente a ellas, es de primordial importancia respetar las medidas de higiene y propender al aislamiento de los casos confirmados, para minimizar el contagio y la diseminación masiva de la enfermedad. Dentro del arsenal de los remedios homeopáticos existen algunos que posibilitan protegerse de las complicaciones potencialmente mortales de estas enfermedades, así como acortar la duración del trastorno. Es bueno entonces recordarlo: la Homeopatía puede ayudar.