Trastorno de Ansiedad Social

El miedo a ser ridiculizado
ante los demás

      por la Lic. Mónica Cersósimo - Psicóloga

El temor a ser ridiculizado o criticado por los demás es un síntoma frecuente en nuestra sociedad actual.

Lo que antes era conocido como fobia social, hoy es definido como “Trastorno de Ansiedad Social”.

Todos los seres humanos tenemos ansiedad, puesto que es la más común de todas las emociones, pero debemos diferenciar la ansiedad normal, que es útil y adaptativa, de aquella que nos afecta a punto tal de paralizarnos.

Podemos estar ansiosos antes de una primera cita, frente a una situación de examen, antes de una entrevista laboral, antes de iniciar un discurso, etc., pero este tipo de ansiedad va disminuyendo a medida que se va cumpliendo el objetivo que la motivó hasta desaparecer, y no deja rastros de tipo emocional.

Cuando el nivel de ansiedad va más allá, y se transforma en patológica, puede ocasionar serias dificultades en el día a día, y en casi todas las actividades que se realicen.

La familia o el grupo que rodea a la persona suele no darse cuenta de la importancia de este problema, y piensa que se trata de cierta timidez que con el tiempo se irá superando.

Para el individuo que padece esta clase de timidez, el evitar ciertas situaciones comienza a ser la meta dominante de su vida, porque él tampoco tiene claro lo que le pasa, y sufre en silencio su enfermedad.

Quizás por vergüenza, o también por miedo a pasar por ridículo, el paciente demora la consulta con un especialista, y va quedando atrapado dentro de la “red ansiosa”.

La diferencia entre timidez y trastorno de ansiedad es sólo cuestión de grado. Si la limitación interfiere con el buen funcionamiento diario y reduce la calidad de vida, estamos frente a un trastorno de ansiedad social.