En este invierno…

Dulces:  Divina tentación
Dígales “sí” lejos de la culpa

por Dieta Club Devoto (Dr. Alberto Cormillot)

Durante esta época del año, muchas personas prefieren comer alimentos como chocolates, golosinas y otros dulces. Cómo darse el gusto sin tirar todo por la borda.

¿Es de los que “necesitan” los dulces cuando hace frío?

No está solo. Muchos sienten una mayor inclinación a consumir alimentos ricos en azúcares –hidratos de carbono de absorción rápida- en los meses de otoño e invierno, quizá porque aportan energía al organismo, o sencillamente por costumbre

Más allá de esto, lo cierto es que quienes tienen una mayor tendencia a comer dulces durante el invierno, pueden complicar su mantenimiento, o incluso perjudicar su descenso.

Por eso es importante tener en cuenta que algunas personas tienen dificultades con el manejo de la porción, por lo que es necesario identificar cuáles son los alimentos de riesgo para cada uno, y cuáles son más fáciles de controlar. Esto se debe a que el estar bajo un plan de adelgazamiento no tiene por qué relacionarse con el pensamiento restrictivo que categoriza como prohibidos a los dulces. Por el contrario, incluirlos como “gustos” planificados y con moderación, resulta indispensable para:

>sentirse bien con uno mismo;

>lograr la continuidad en el tratamiento;

>firmar la paz con la comida.

Tanto es así que, ningún plan basado en la restricción de las comidas que otorgan placer, puede ser sostenido en el tiempo ni resultar exitoso.

Nuestra propuesta es, entonces, programar los gustos semanales. De este modo, aprenderá a relacionarse mejor con los alimentos que más le gustan, por ejemplo: comer un chocolate de postre o una porción de torta en un cumpleaños. Sólo así será posible que los incluya ordenadamente en la semana. Si lo hace, además de disfrutar de algo rico, podrá ensayar cómo llevar adelante el acto de comer sanamente sin dejar de lado lo que más desea.

A la hora de darse un “gustito”...

>Coma despacio y saboree la comida.

>Planifique de antemano qué comerá, en dónde y cuándo incluirá ese gusto.

>Cuide la porción.