La multa va de 300 a 3000 pesos
Empezaron a secuestrar los vehículos de quienes violan la luz roja

La Ciudad de Buenos Aires comenzó a secuestrar los automóviles de los conductores que violan la luz roja del semáforo, dado el gran riesgo que ponen a peatones u otros vehículos.

La medida está en sintonía con una reciente medida de la Fiscalía General de la Ciudad, que recomienda la adopción de criterios rigurosos contra quienes no respetan los semáforos.

Los operativos están a cargo del Cuerpo de Agentes de Tránsito del Ministerio de Justicia y Seguridad porteño y se trabaja con un sistema de postas. El primer grupo detecta la infracción y el segundo detiene el vehículo y labra el acta contravencional.

Luego se procede al acarreo del automóvil a la playa de la Dirección General de Seguridad Vial, ubicada en Herrera y Aráoz de Lamadrid.

El contraventor debe dirigirse a este predio para retirar su coche (no se cobra el traslado), que será entregado previa autorización del Fiscal de turno. La violación de luz roja prevé una multa que va de 300 a 3000 pesos o de 1 a 5 días de arresto.