Miedos prequirúrgicos

        Por:   Lic. Mónica Cersósimo - Psicóloga

Los síntomas más comunes durante los días previos a cualquier operación son los miedos, las angustias y las ansiedades.

La persona que se va a operar es alguien que pide ayuda para solucionar un problema determinado.

Ante el desconocimiento y el miedo surgen las preguntas, y como cada persona es única, las respuestas deben ser personalizadas.

El cirujano debe conocer a su paciente, interesarse por él, y demostrarle que no lo va a dejar solo.

A veces la relación de confianza se da en unas pocas entrevistas, pero en otros casos se trata de una tarea más difícil, por el temor que implica una operación.

Conocer al cirujano y que el cirujano conozca a su paciente es importante para que se establezca un vínculo de confianza que garantizaría el éxito de la operación.

Cada paciente debe encontrar en su cirujano no sólo al técnico que domina su ciencia, sino a la persona en la que puede depositar toda su confianza.

En definitiva, una cirugía es el resumen de dos entregas: el paciente entrega su salud, y el cirujano entrega su compromiso máximo para mejorarla.

Es importante el apoyo psicológico prequirúrgico, para que el paciente se sienta acompañado desde que realiza la primera consulta hasta que es dado de alta.

De ser necesario, se realizarán entrevistas familiares para una mejor contención y una mayor comprensión de la patología.