Ludopatía:
la adicción al juego

Por la  Lic. Mónica Cersósimo - Psicóloga

La ludopatía es una de las adicciones que más sutilmente se está extendiendo entre las personas de diferentes estratos sociales, culturales y niveles de edad.

En una primera fase la persona logra una cierta satisfacción con el juego. Es ésta la etapa de las “ganancias” asociadas al hecho de jugar.

Luego la persona sigue jugando porque quiere volver a ganar para resarcirse de alguna situación negativa, ya sea de las propias pérdidas económicas o de cualquier otro problema económico.

Para otros individuos el juego es una búsqueda de satisfacción justamente merecida, porque ellos piensan que la vida que llevan es aburrida y monótona.

El jugador experimenta cierta inquietud que sólo desaparece cuando se prepara o está inmerso en la situación de juego.

Generalmente se encuentra con otras personas que están en su misma situación y se siente comprendido e identificado con ellas.

En ocasiones se da cuenta que algo le está pasando con el juego, pero cree que lo va a poder dejar cuando quiera, luego de haberse recuperado de sus pérdidas.

Mientras esto ocurre, vuelve a jugar y vuelve a perder y entra en un estado de ansiedad y de pérdida de control. Es así como se endeuda pidiendo dinero prestado que vuelve a perder.

Las repercusiones de este comportamiento a nivel familiar suelen ser muy negativas, y se produce además un verdadero descalabro económico.

Las tentaciones que ofrece el juego son muchas, pero son altamente superadas por las dramáticas consecuencias.

Para salir de esta situación es importante la fuerza de voluntad pero, lamentablemente, no es suficiente para resolver este tipo de adicción. Será necesario el asesoramiento profesional y la colaboración de las personas cercanas y queridas.