Tips para disfrutar de vacaciones sanas y divertidas sin engordar un gramo

por Dieta Club Devoto (Dr. Alberto Cormillot)

¿Durante sus vacaciones acostumbra comer todo el tiempo, saltear las comidas principales y abandonar el ejercicio?

Para muchos “estar de vacaciones” suele ser sinónimo de darse gustos ininterrumpidos y es precisamente ese exceso –generalmente acompañado de la falta de planificación- lo que conduce al abandono del plan de adelgazamiento en quienes lo están haciendo o hace que vuelvan del veraneo con el salvavidas a cuesta, incluso los que no estaban siguiendo un plan saludable.

Disfrutar del tiempo de descanso y de ocio tan merecidos no debe implicar necesariamente la renuncia a todos los esfuerzos y los logros obtenidos durante el año. Y lo cierto es que descender de peso y/o mantenerse también es posible durante las vacaciones. Para conseguirlo, tenga en cuenta las siguientes recomendaciones:

>>Anote cuánto pesa. Al llegar a su lugar de destino busque una balanza, pésese y registre la cifra exacta en un anotador o su celular. Decida qué día se va a volver a pesar y regrese al mismo lugar algunos días después, en el mismo horario y con la misma ropa. De este modo podrá comparar el “antes” y el “después” y controlar el peso.

>>Busque un Registro de Comidas o lleve con usted una agenda pequeña para notar lo que come, al menos día por medio. Esto ayuda a aumentar la conciencia y permite controlar la calidad y la cantidad de los alimentos que ingiere.

>>Compre alimentos al llegar a destino. Si su lugar de estadía cuenta con heladera, cocina y freezer, ¡aprovéchelos! Haga una lista, vaya al supermercado y prepare ricas viandas y recetas Light como las que le brindamos en algunos números de esta revista.

>>Disfrute de los paisajes y del sol programando actividades al aire libre que impliquen movimiento. Salir a caminar, andar en bicicleta, nadar, realizar alguna clase de gimnasia en la playa o en el gimnasio del hotel, hacer excursiones, visitar museos o lugares de interés, son alternativas que ayudarán a quemar calorías.

>>Elija lo más conveniente. Si el lugar de destino es la playa, reemplace los churros con dulce de leche por una deliciosa ensalada de frutas o las rabas fritas por algún plato de pescador al vapor.

>>Facilite su alimentación. Si pasa el día en la playa o en un lugar de campo al aire libre, arme viandas nutritivas y light. De esta manera evitará la comida rápida y seguirá cuidando su peso.

>>Garantícese que, si va a comer afuera, no olvidará...

* Hacer una colación antes de salir, para disminuir el apetito,

* Durante la comida tomar abundante líquido, preferentemente agua, jugos o gaseosa Light,

* Solicitar al mozo que retire la panera de la mesa, para evitar la tentación,

* Elegir un menú principal que sea rico pero a la vez saludable; pedir como entrada un plato de vegetales con moderada cantidad de sal; y a la hora del postre preferir frutas frescas o helado light.

“Top 3” para unas vacaciones saludables

1. Descansar bien por la noche. Aunque durante las vacaciones se alteran los horarios.

2. Beber líquido no calórico en abundancia (de 8 a 10 vasos por día).

3. Aprovechar el calor y aumentar el consumo de frutas y hortalizas, que son fuente de vitaminas, minerales y antioxidantes.