3 actitudes indispensables para COMER PENSANDO

            por Dieta Club Devoto (Dr. Alberto Cormillot)

Todo lo que tiene que saber para desautomatizar el acto de comer, y aprender a disfrutar del
sabor y la textura de los alimentos.

1 > Sienta respeto por lo que come. Los alimentos son imprescindibles para la vida, por lo tanto merecen respeto. Cuando se los usa con otros fines (comer por ansiedad o por consuelo, por ejemplo) no se los honra. Las técnicas del comer pensando, por el contrario, ayudan a considerar cada comida, porción o bocado, como una experiencia valiosa para la vida.

2 > Nunca se sienta privado. Aunque el término “dieta” se relaciona con la privación y los alimentos prohibidos, el ser moderado no es lo mismo que privarse. Por el contrario, negarse a comer un alimento que le gusta no sólo es innecesario sino que, además, puede ser uno de los factores que lo conduzcan al fracaso en el arte de una nueva forma de comer. En lugar de eso, permítase estar abierto a experiencias placenteras disfrutando de sus alimentos o preparaciones favoritas pero en forma diferente; es decir: prestando atención y en proporciones moderadas. Para ponerlo en práctica, seleccione un alimento que le guste mucho, y coma muy lentamente una pequeña porción. Coma cada bocado cuidadosamente, como si fuese la primera vez que lo prueba, saboreándolo mientras su mente es consciente del acto.

3 > No piense en el alimento como un enemigo. El alimento no es el culpable de su exceso de peso. Por eso, no hay alimentos malos ni buenos. Todo depende de la actitud que usted adopte frente a ellos. Recuerde que es importante encontrar el equilibrio y estar en armonía con lo que come. Una vez que alcance ese estado podrá enfrentarse a cualquier situación social en que se encuentre con comida, porque habrá firmado la paz con ella y ya no se sentirá impotente frente a una mesa tentadora sino, por el contrario, será capaz de elegir con inteligencia y sobriedad, dándose el gusto del modo más conveniente.

A medida que las actitudes respecto a la comida cambian, también cambian las conductas en relación con los alimentos.