Sugerencias para la correcta higiene dentaria

Todo lo que es bueno para la salud es bueno para los dientes. Si el organismo está sano, la boca también lo está.

Una alimentación saludable más una higiene correcta, son las mejores armas para combatir a las bacterias.

No debería haber limpieza de sarro en el consultorio odontológico, si hubiera una correcta higiene periódica.

Son prioridades de higiene el uso del hilo dental para eliminar la placa y cepillarse después de cada comida; en el desayuno el cepillado es después, no antes. El hilo y el cepillado debe hacerse de manera suave, para no lastimar encías.

El uso de pastas dentales con flúor hace que el diente presente mejores resistencias.

Cada seis meses conviene visitar al profesional aunque no se sienta molestia alguna, para lograr tener una boca en salud.