Depresión Mayor

 por la  Lic. Mónica Cersósimo - Psicóloga

La depresión mayor es uno de los trastornos psiquiátricos más frecuentes de observar en la práctica asistencial.

Aunque hay tratamientos efectivos, a menudo esta patología no es bien diagnosticada y, en general, es poco o mal tratada.

La depresión mayor es una alteración persistente del estado de ánimo, la conducta y la cognición que se traduce en el declive funcional de la persona que la sufre. No es un resultado inevitable del envejecimiento, puede surgir en el contexto de las enfermedades médicas y de factores estresantes psicosociales que acompañan a las personas.

Si pasa inadvertida y no es tratada, lleva a los que la padecen a una mala calidad de vida, a la aparición o aumento de otras enfermedades y a la incapacidad de vivir independientemente.

La mayor parte de estas depresiones conforman un cuadro de largo plazo, y muchos de los pacientes tienen episodios depresivos recurrentes.

Todas las formas de depresión no son iguales, por lo tanto se requiere de un diagnóstico diferencial para que la misma sea tratada adecuadamente. No confundir con la forma distímica, que es una forma de depresión suave que afecta en la actualidad a muchísimas personas.

La depresión mayor se manifiesta clínicamente por la presencia de un conjunto de síntomas emocionales y/o manifestaciones físicas distintas, que trascienden en cambios de la conducta.

La pérdida del placer en lo que se realiza es un elemento central de la depresión.

El humor depresivo, representado por el estado de ánimo doloroso, sombrío, lleva al mayor de los sufrimientos. La desesperanza y el pesimismo provocan la autodesvalorización.

La falta de voluntad para levantarse, realizar las tareas, salir de la casa, provocan una discapacidad pronunciada en el paciente, que mayormente prefiere estar en la cama.

Ante cualquiera de estas conductas se sugiere la consulta con un especialista. El apoyo familiar es indispensable en estos casos.

El tratamiento indicado suele requerir atención psiquiátrica, terapia individual y terapia familiar.