¿Por qué practicar meditación
me puede ayudar?

    por Claudia Palermo – Prof. de Yoga y Estudios Orientales

Nuestra mente escomo un gran salón donde se reúnen, en forma permanente, los mejores ejecutivos de una empresa. Todos tienen algo importante para decir, y un aporte valioso para hacer. Pero al estar nuestra mente desconectada de nuestro centro espiritual, es como si en esa reunión de ejecutivos faltara el gerente general, es decir, la autoridad que coordina la forma y el tiempo de cada uno para hablar... entonces... ¡Todos hablan al mismo tiempo!! Confundiéndose en el barullo las voces y los distintos intereses de cada uno.

A través de la práctica de la meditación, acallamos esas voces valiosas pero desordenadas, reconectamos con nuestro centro espiritual, nos liberamos de los efectos de la desconexión, y podemos escuchar ordenadamente a cada una de ellas. De esta manera, aprovechamos lo valioso que tienen esas voces para aportar a nuestro bienestar general, a nuestra dicha y plenitud interior, que luego se verá reflejado en lo exterior.